Los Proms de Londres cumplen 120 años con una salud de hierro

Los Proms de Londres cumplen 120 años. ARCHIVO
Los Proms de Londres cumplen 120 años. ARCHIVO

LONDRES.  Los Proms de Londres cumplen 120 años como el festival de música clásica más popular y democrático del mundo, atrayendo a multitudes con su mezcla de actuaciones de primera y precios accesibles.

Los solistas más famosos y los espectadores alaban por igual el ambiente de los BBC Promenade Concerts, los Proms, a secas, con sus peculiaridades, sus tradiciones y su vocación de que todo el mundo -pobres y ricos, viejos y jóvenes- puedan disfrutar de la música clásica.

El festival, creado en 1895, dura ocho semanas y la mayoría de los conciertos tienen lugar en el Royal Albert Hall, el magnífico teatro circular de estilo italiano de Londres. Unas 300.000 personas asistieron a los 88 conciertos de la edición 2014. En el programa de los Proms hay lugar para el cruce de géneros como no ocurre en ninguno de los otros grandes festivales.

 

Así, en la presente edición se vivió una noche dedicada a la música electrónica de Ibiza que unió a un disc-jockey con una orquesta clásica, u otra velada dedicada a Frank Sinatra.
Los precios de las entradas también son más asequibles que en otros grandes festivales como Bayreuth y Salzburgo.
Parte del encanto de los Proms es la tradición del “Promming”, que consiste en hacerse con una de las 1.350 entradas disponibles el mismo día del concierto a sólo 5 libras (7,80, EUR7). Estas entradas permiten situarse de pie frente a la orquesta.

“La mejor posición del teatro es la más barata”, dijo a la AFP el actor Ian McKellen, de “El señor de los anillos”, justo después del concierto de los interludios de “Peter Grimes”, de Benjamin Britten.
“Sólo cinco libras, en comparación con las 60 del lugar donde se sienta la reina”, insistió, señalando los balcones de la parte posterior.
“Es toda una subversión de la norma”, sentenció.