Los Reales, con potencial para ganar división

http://hoy.com.do/image/article/19/460x390/0/BA0D4B70-4939-467B-8B11-3A4BD55D16AA.jpeg

Los Reales de Kansas City fueron la sorpresa más agradable de la temporada del 2003, dominando la División Central de la Liga Americana hasta el último mes de la campaña cuando las lesiones llevaron al equipo a sucumbir.

El dirigente Tony Peña, quien terminó ganando el premio al Manager del Año, imprimió alegría y ánimo a sus jugadores que dieron el todo por el todo durante la temporada completa para darle a los Reales una nueva vida.

Las lesiones fueron el problema principal de los pupilos de Peña, pero este año se espera mucha más salud, además de la inclusión de un bate poderoso en una alineación que luce atractiva y con todas las posibilidades de regresar a la cima de la División Central.

Esta llegada es la de Juan González, quien busca darle una nueva vida a su carrera bajo el mandato de un dirigente latino, algo que hasta el momento no ha podido experimentar en su carrera.

Junto a él también se encuentra el receptor Benito Santiago, uno que llega con la esperanza de que este otro dirigente dominicano sí le brinde un trato que sea más de su agrado, contrario a lo que según sus palabras ocurrió en San Francisco.

La realidad es que los Reales se ven bien tanto en la ofensiva como en su pitcheo, contando en este último aspecto con jugadores jóvenes y un veterano clave como es Kevin Appier.

Si la salud se mantiene, y con una autoestima por los cielos, los Reales tienen todo el material para robarse la división y pasar a los playoffs de la Liga Americana.

LA OFENSIVA

Los primeros siete bateadores de la posible alineación de los Reales tienen la capacidad de infligir suficiente temor en sus contrarios y eso no es cuestión de duda.

Comenzando por el Novato del Año de la Liga Americana, el dominicano Angel Berroa, los Reales tienen mucha tela por donde cortar.

Berroa bateó .287 con 17 cuadrangulares y 73 empujadas en su primera temporada en las Grandes Ligas y este año será colocado, al menos en un principio, como primer bate de la alineación.

Siguiendo en la lista se encuentran Carlos Beltrán (.307-26-100), Mike Sweeney (.293-16-83) y Juan González (.294-24-70).

Lo bueno del caso para Peña es que estos primeros cuatro hombres que hemos mencionado tienen la capacidad de empujar 100 carreras y superar los 20 cuadrangulares si se mantienen un año completo en el roster.

A estos les siguen Joe Randa, Matt Stairs y Desi Relaford, además de Aaron Guiel y Benito Santiago.

Lo que se ha armado alrededor de este anillo es una maquinaria con la capacidad de producir una buena cantidad de carreras que le sirvan de respaldo al pitcheo abridor.

El bate veterano de Matt Stairs podría dar muy buenos resultados como bateador designado en una alineación con una mezcla de jugadores jóvenes y veteranos.

EL PITCHEO

Este es un punto a cuestionar en los Reales de Kansas City y lo mismo tiene que ver directamente con la capacidad que tengan estos lanzadores de mantenerse en el montículo regularmente.

Sin embargo, en papel lucen capaces de mantenerse en pelea durante la temporada del 2004.

Brian Anderson ha sido designado como el primer abridor de los Reales, al menos, tentativamente.

Anderson ganó 14 partidos la temporada, dividiendo tiempo entre los Indios de Cleveland y los Reales.

Vistiendo el uniforme azul, registró marca de 5-1 con 3.99 de efectividad en siete aperturas, terminando su año con 14-11 y 3.78 de efectividad.

Para el segundo puesto se coloca a Darrell May, quien agotó 210 entradas lanzadas para terminar con un récord de 10-8 y 3.77 de efectividad durante el 2003.

El tercer abridor será el dominicano Miguel Asencio, quien se vio asediado por lesiones durante todo el año.

Asencio será una figura clave en la rotación si logra alejarse de los problemas de salud que lo limitaron a apenas ocho aperturas el año pasado. Su marca fue de 2-1 con 5.21 de efectividad.

Kevin Appier y Jeremy Affeldt son otras dos interrogantes por los problemas en sus brazos de lanzar, ya que el año pasado prácticamente no vieron acción debido a esos inconvenientes.

El cerrador será Mike MacDougal, un hombre que hizo una labor asombrosa para los Reales en el 2003, cuando salvó 27 juegos.

NOTAS DE LOS REALES

El dirigente Tony Peña fue, por encima de todo, la razón principal para la mejoría de los Reales, que luego de perder sobre 100 encuentros estuvieron cerca de clasificar.

Peña le inserta una chispa que pocos valoran como realmente se merece el dominicano.

Jugadores como Juan González, Carlos Beltrán y Angel Berroa dan un toque sumamente latino a la franquicia que ha moldeado el antiguo receptor de los Medias Rojas de Boston y las Aguilas Cibaeñas.

Contrario a equipos como los Medias Blancas de Chicago, donde ya se ha comenzado a pelear desde antes del inicio de la campaña, o los Mellizos de Minnesota, que han visto muchos jugadores claves salir de la franquicia, los Reales se mantienen firmes.

El problema es qué tanto tiempo puedan mantenerse así. Siendo un equipo de mercado pequeño, Kansas City corre el peligro de ver partir a sus principales estelares, como sucedió con Raúl Ibáñez.

Otras partidas como la de José Lima, a quien solo le ofrecieron US$500,000 en el invierno y en la agencia libre, podrían indicar poca agresividad en la persecución de talento que pueda aportar.