Los resfriados y la gripe, ¿qué debe hacer si se enferma?

http://hoy.com.do/image/article/208/460x390/0/AE910271-750F-4CBE-8DED-57975F50ED3E.jpeg

Tanto la gripe como el resfriado común son enfermedades respiratorias causadas por virus. Debido a que los dos tipos de enfermedades tienen síntomas similares, puede ser difícil diferenciarlas. En general, la gripe es peor que el resfriado común, y los síntomas como la fiebre, los dolores musculares el cansancio extremo y la tos seca son más intensos y comunes.

Los resfriados son generalmente más leves que la gripe. Las personas con resfriados tienen una mayor probabilidad de tener flujo nasal (moqueo) o congestión nasal. Los resfriados, por lo general, no provocan graves problemas de salud como la neumonía y las infecciones bacterianas, ni requieren hospitalización.

[b]La gripe generalmente ocurre de manera súbita e incluye los síntomas siguientes:[/b]

Fiebre alta.

Dolor de cabeza.

Cansancio o debilidad extremos.

Tos seca.

Dolor de garganta.

Flujo nasal (moqueo).

Dolores musculares.

También pueden ocurrir diarrea y vómito, aun cuando estos síntomas son más comunes en los niños. Hay muchas otras enfermedades, entre ellas el resfriado, que pueden tener síntomas similares.

[b]Medidas generales que puede tomar si le da gripe[/b]

Si se le presentan síntomas similares a los de la gripe y la probabilidad de complicaciones por la gripe es baja:

Descanse.

Beba suficientes líquidos.

Evite consumir alcohol y tabaco.

Puede tomar medicamentos sin receta para aliviar los síntomas de la gripe (pero nunca le dé aspirina a los niños o jóvenes que padezcan de síntomas de gripe).

Quédese en casa y trate de no tocar a otros para evitar que contraigan su enfermedad.

Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude para no pasar sus gérmenes a otros. Lávese las manos con frecuencia.

La mayoría de las personas en buen estado de salud se recuperan de la gripe sin complicaciones.

Hay algunas “señales clave de emergencia” que requieren atención médica de urgencia.

En los niños, algunas de las señales clave de emergencia que podrían requerir atención médica de urgencia son:

Fiebre alta o sostenida.

Respiración rápida o difícil.

Color de la piel azulado.

Dificultad para ingerir líquidos

Cambios en el estado mental, tales como dificultad para despertarse o en la interacción diaria; irritabilidad a tal punto que el niño no quiere que lo tengan en brazos; y convulsiones.

Los síntomas de la gripe mejoran pero luego regresan con fiebre y empeoramiento de la tos.

Empeoramiento de condiciones médicas crónicas subyacentes (por ejemplo, enfermedades cardíacas o pulmonares, y diabetes)

En los adultos, algunas de las señales clave de emergencia que pudiesen requerir atención médica de urgencia son:

Fiebre alta o sostenida.

Dificultad para respirar o falta de aliento.

Dolor o presión en el pecho.

Desvanecimiento o desmayo.

Confusión.

Vómitos fuertes o persistentes.

En caso de que usted o alguna otra persona tenga cualquiera de las señales indicadas anteriormente o cualquier otro síntoma serio, obtenga atención médica de inmediato, llame a su médico o vaya a una sala de emergencia. Cuando llegue a la sala de emergencia, hágale saber los síntomas a la recepcionista o enfermera de turno. Es posible que le pidan que se coloque una máscara o que se siente en una zona aislada para evitar que otras personas contraigan la enfermedad.

Consideraciones especiales en cuanto a personas con alto riesgo de complicaciones debidas a la gripe

Algunas personas enfrentan un alto riesgo de complicaciones debidas a la gripe. Este grupo incluye:

Personas de 65 años de edad en adelante.

Niños entre 6 y 23 meses de edad.

Personas de cualquier edad con afecciones médicas crónicas (por ejemplo, enfermedades cardíacas o pulmonares, asma, diabetes e infección por VIH).

Mujeres embarazadas.

Si usted pertenece a un grupo considerado de alto riesgo de complicaciones debidas a la gripe y presenta síntomas de gripe, consulte a su proveedor de atención médica en cuanto aparezcan los síntomas.

Algunas de las complicaciones causadas por la gripe incluyen la neumonía bacteriana, la deshidratación y el empeoramiento de enfermedades crónicas, tales como la insuficiencia cardíaca congestiva, el asma y la diabetes. Los niños pueden contraer sinusitis e infección de oídos.