Los responsables

Para una adecuada información, es bueno saber, así sea parcialmente, quienes y en qué etapas han intervenido en esto que ha terminado en llamarse el contrato de explotación minera entre el Estado Dominicano y la Barrick Gold.

En la primera etapa, cuando se licitó la concesión y acudió a esa convocatoria una sola firma, se firmó, en 2002 un contrato con la Placer Dome, cuyos términos se inspiraron en el segundo contrato con Falconbridge que firmó el Dr. Balaguer en su gobierno de los diez años, después de una larga paralización de las explotaciones en virtud de que la mina carecía de rentabilidad tanto para la empresa, que decía no ganar, como para el gobierno que, en consecuencia, no recibía nada por concepto de impuestos a las ganancias, que era lo único que le tocaba.

Ese nuevo contrato tenía, y tiene, como elemento definitorio central, el pago de regalías por extracción, no importa que la empresa gane o no dinero, e impuesto a la renta si declara ganancias.

También otras cosas, sin que sea perfecto.

Se cuenta, que ese contrato fue discutido con Falconbridge, por parte del Estado Dominicano, por el Ing. Rafael Marión Landais, Secretario de Estado de Industria y Comercio.

A pesar de que ese destacado profesional estaba al servicio del gobierno en el 2002, su capacidad no fue empleada en la discusión con Placer Dome.

En  términos de Economía, y a nombre del Banco Central, por el Estado actuó el licenciado Iván Rodríguez.

Por Industria y Comercio, su titular, que hubo más de uno en el período.

Por la empresa, cabe recordar que, para obtener esos resultados, las autoridades dominicanas contaron con la brillante asesoría de Robert Conrad y Donald Lubick, dos expertos norteamericanos en temas mineros e impositivos, y de la firma de abogados Steel, Hector & Davis.

En el año 2006, la empresa Barrick Gold compró los intereses de la Placer Dome en la República Dominicana y en…