Los robots humanoides
también  son sensibles

Tokio.  AP.  A veces es feliz, a veces está triste o sorprendido. O al menos, así lo parece. Se trata de Kobian, un nuevo robot humanoide desarrollado por la Universidad japonesa de élite de Waseda y la empresa Tmsuk en la ciudad de Kitakyushu.

El objetivo del proyecto es darles a los robots lo único que no han conseguido hacer al igual que los humanos, tener emociones, según el periódico japonés Nikkei

Kobian puede expresar siete emociones, como alegría, enojo, tristeza, felicidad y confusión con todo su cuerpo de metal. Para mostrar alegría, por ejemplo, eleva los dos brazos al aire y abre los ojos y la boca. Cuando está ‘triste’, pone una mano delante de los ojos, como si quisiera ocultar sus lágrimas.

Amigo metálico para los ancianos japoneses. Ante el rápido envejecimiento de los   japoneses, varias empresas e instituciones del país llevan trabajando desde hace años en el desarrollo de  robots.