Los robots son mayor riesgo al que se enfrenta la civilización

los robots

El fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk, planteó la necesidad de una rápida regulación que supervise el desarrollo de la inteligencia artificial, ya que se trata del “mayor riesgo al que se enfrenta la civilización” con respecto al empleo y la desestabilización social.

Tanto es así que Musk considera que el auge de la inteligencia artificial y el desarrollo de las máquinas hará que los robots copen todos los sectores, de este modo no solo llegarán para sustituir puntuales empleos en almacenes, fábricas o restauración, sino que afectarán por completo a la sociedad tal y como se entiende ahora. “Cuando digo todo, los robots lo harán todo, sin duda”, sentenció el empresario.
Musk, que se encuentra desarrollando el proyecto Neuralink para permitir conectar el cerebro con dispositivos electrónicos y que ha propuesto una renta básica para contrarrestar el auge de la robótica, cree que se necesita ser proactivo con respecto a la regulación en inteligencia artificial porque si no se actúa con rapidez “puede ser demasiado tarde”.
La argumentación de Musk para regular este desarrollo tecnológico reside la combinación de la cantidad de posibilidades que abre la inteligencia artificial, con la presión de muchas empresas de Silicon Valley por llegar a un sistema de inteligencia artificial avanzada frente a un riesgo de ser completamente irrelevante en el mercado.
“Tengo acceso a la inteligencia artificial más vanguardista, y creo que la gente debería estar realmente preocupada por ello. La inteligencia artificial es un riesgo fundamental para la existencia de la civilización humana. Se necesita que los reguladores establezcan límites, de lo contrario los accionistas estarán diciendo, ¿por qué no están desarrollando Inteligencia artificial más rápido? porque la competencia lo hace”, argumentó Musk en el marco de una reunión de la National Governors Associationm y la primera vez que Musk se posiciona frente a la inteligencia artificial de esta forma.
Aunque el principal problema que ve Musk con respecto al desarrollo rápido de la inteligencia artificial es con respecto a la competencia de las máquinas con el ser humano en el empleo y la desestabilización social, el empresario abre lapuerta a que esta tecnología pueda ser usada a conciencia para hacer mal al ser humano.