Los sanjuaneros reclaman atención gubernamental

http://hoy.com.do/image/article/282/460x390/0/7D099CDD-C383-43A1-84EE-0BBC9A9FDA9F.jpeg

POR LEONORA RAMÍREZ S.
La renovación de la actividad productiva, el incentivo a la agropecuaria, la reforestación de las cuencas hídricas, la construcción de escuelas, centros de salud, caminos vecinales, calles y carreteras, exigidas por la comunidad sanjuanera a funcionarios del gobierno, desempolvan una inercia oficial que ha rayado en el descuido.

Convocados por el Proyecto de Desarrollo de la Provincia San Juan, representantes de los municipios de El Cercado, Vallejuelo, Juan de Herrera, Bohechío, Las Matas de Farfán y San Juan de la Maguana, expusieron ante la comisión encabezada por Danilo Medina, secretario de la Presidencia, un rosario de problemas cuya data sobrepasa los 15 años.

A través del “Diálogo provincial gobierno-sociedad”, coordinado por Félix Abreu, se escucharon también las promesas del gobierno que, en principio, se supeditan a la creación de un comité de seguimiento para agendar las urgencias de cada comunidad.

Pero San Juan no puede esperar lentitudes burocráticas. Solamente en el sector educación se estima que más de 40 escuelas requieren  ampliación o terminación, porque en las condiciones en que están es difícil ampliar la cobertura en una provincia cuyo índice de analfabetismo ronda el 27%, según el Censo de Población y Vivienda del 2002.

La actividad, realizada en la Escuela Normal Urania Montás (muy deteriorada dicho sea de paso), también sirvió de catarsis. Por lo menos las palabras de monseñor José Dolores Grullón, obispo de la diócesis de San Juan, abrieron las compuertas a la autocrítica por el rigor de hacer un mea culpa.

“Nuestra región se ha quedado rezagada con relación a otras, porque los sanjuaneros no le damos seguimiento a las cosas, además el protagonismo y el yoísmo nos han hecho mucho daño, lo mismo que la dependencia, el sentido de abandono y la baja autoestima.

“Es tiempo de erradicar todo esto, de que todos tiremos la soga hacia un mismo lado, que sector privado, gobierno y sus fuerzas productivas halemos hacia el desarrollo”, destacó el sacerdote.

PRIORIDADES SJM

Cada municipio llevó su legajo de obras olvidadas. En San Juan de la Maguana demandan la reparación de la carretera 15 de Azua-San Juan- Las Matas de Farfán, el traslado de los residentes del  sector La Mesopotamia, casi borrado del mapa por la furia del huracán George, en 1998.

Asimismo, la conclusión de dos muros en las riberas Este y Oeste del río San Juan, para evitar que peligre la vida de  3,000 familias ubicadas en nueve barrios aledaños al río San Juan.

En el renglón agropecuario se pidió asistencia para la diversificación y tecnificación, sobre todo un cambio en los métodos de siembra que permitan mayor competitividad y aumento de la producción.

Sin dejar de lado la reforestación en las cuencas hidrográficas, para garantizar un mayor rendimiento en las zonas bajas.

En el área vial se exigió la terminación de carreteras intermunicipales, como las de Güanito-Bohechío, San Juan-Vallejuelo-El Cercado, Matayaya-Bánica, y Bánica-Pedro Santana.

La construcción de la Ciudad Universitaria, con 80 aulas para el Centro Universitario Regional del Oeste (CURO), beneficiará a más de 4,000 estudiantes que “deambulan” en seis recintos distintos.

Los sanjuaneros también exigieron la reparación del complejo deportivo José A. Puello, así como la terminación de la casa club del barrio Los Mojaos.

Además, la construcción de estadios para Pequeñas ligas de Baseball, la capacitación del personal técnico de la Secretaría de Estado de Deportes (SEDEFIR), la dotación de utilería, reparación de canchas mixtas, entre otras obras.

OTROS MUNICIPIOS

Los representantes de Bohechío exigieron apoyo para mejorar el cultivo de café, la construcción de la carretera Arroyo Cano-Los Fríos-El Montaso, y del puente sobre el río Al Medio, para comunicar a Bohechío con Padre Las Casas, Azua.

Los de Juan de Herrera reclamaron la terminación del hospital, y en el área educativa del pabellón del liceo secundario.

Respecto al sector agropecuario, apoyo financiero y técnico para los agricultores, distribución de animales a los campesinos para incrementar los ingresos de las familias y, en ese sentido, el financiamiento a la pequeña y mediana empresa.

Y en el renglón medio ambiente la reforestación de la cuenca alta y media de los ríos San Juan, Maguana y Mijo; y además una mayor vigilancia y aplicación de las normas sobre extracción de materiales de la corteza terrestre.

En Vallejuelo requieren la construcción de una clínica rural en Capulín y en Río Arriba del Sur, y la instalación de un banco de sangre en el hospital municipal.

Incrementar los programas de letrinización, y de procesamiento de la basura porque los vertederos son fuentes de contaminación. Y en el área agrícola la implementación de un sistema de goteo para el riego, con el cual más de 3,000 tareas se incorporarían a la producción.

EDUCACION DESCUIDADA 

En Las Matas de Farfán, El Cercado y San Juan de la Maguana, la falta de escuelas o el deterioro de las existentes son los males mayores.

En Las Matas de Farfán requieren la conclusión de la escuela La Mocha, y la ampliación de los centros Sergia María Matos y Los Corrales.

Se necesita una escuela en Los Gringos, porque como tal funciona en una enramada; y hace falta que se repara la escuela La Marinuela.

La situación no es distinta en El Cercado, donde hay que terminar la planta física de las escuelas Batista, Cercado Abajo, La Guázara, Gajo de Pedro, La Guama, Caonabo, La Palmita I y El Puertecito.

La construcción de estos centros educativos se inició en el período 1996-2000, durante el primer gobierno del Presidente Leonel Fernández.

Pero se requieren otros en Pinar de la Cana, El Jobito, Rebo, El Guanal y Los Tablones, porque los existentes no le garantizan seguridad a los estudiantes.

Y el liceo Luis G. Landestoy necesita reparación por las filtraciones y el deterioro de las persianas, la cancha y los baños.

En San Juan de la Maguana el liceo Pedro Henríquez Ureña está en condiciones deplorables, ya que alrededor de 52 aulas deben ser reparadas; y hacen falta nuevas aulas en las escuelas La Florida,  Los Severino, La Vereda, Los Guayabo, El Corozo I y II, Los Parceleros y El Quemao, dado el incremento de la matrícula.

También se necesitan más aulas en las escuelas de El Cacheo, Capulín, El Rosario, Catalina Sánchez, San Ramón, La Guama y  Cardon, entre otras.

La comunidad sanjuanera también reclama la terminación de la escuela Higüerito Urbana, la cual tiene una población que sobrepasa la infraestructura, y lo mismo ocurre con la de Babor, Guazumal y el Liceo de Maguana Abajo.

En Elías Piña los niveles de analfabetismo ascienden a un 36%, según los datos del Censo de Población y Vivienda del 2002. Esa lejana provincia, que pertenece a la Dirección Regional de Educación de San Juan, es la imagen más patética de la inercia oficial en la zona fronteriza.

Las escuelas Manuel Antonio Morales, La Meseta, Gastón F. Deligne y Guanito están a medio terminar; mientras necesitan reparación las escuelas Ana Patria Martínez, Isidro Martínez, La Patilla, Juan Cano, Las Dos Bocas, El Valle, Sobacon, Media Luna, Hato Viejo, José Joaquín Puello y Juan Pablo Duarte.

Pero además hacen falta centros de estudio en Los Rinconcitos, El Carrizal, Candelón, Hato Nuevo,  Angostura, porque los existentes no están en condiciones de ofrecer docencia.