Los segmentos de clase media en República Dominicana

Juan Temístocles Montás.
Juan Temístocles Montás.

No existe una definición universalmente aceptada de cómo definir los segmentos de población considerados como clase media. Hay diversas definiciones cuantitativas y cualitativas que utilizan diferentes criterios, entre los que sobresalen estadísticas de ingresos y gastos, nivel de educación, propiedad de activos (casa, automóvil, televisión, teléfono móvil, computadoras, etc.), formación profesional, entre otros.
Muchos investigadores, sobre la base de datos históricos, han observado que la demanda interna de un país comienza a crecer rápidamente una vez que el PIB per cápita supera un cierto umbral. En término promedio se ha establecido que un PIB per cápita de aproximadamente US$6,000 ha representado históricamente ese umbral. En la medida que el PIB per cápita sobrepasa los US$6,000 se incrementa la demanda y el consumo, lo que impulsa el crecimiento económico. Esta situación se mantiene hasta que se cruza el nivel de los US$25,000. Por eso, los umbrales de PIB per cápita comprendidos entre US$6,000 y US$25,000 son vistos como una definición de clase media. Para que se tenga una idea de adonde se ubica la República Dominicana, en 2018, según ese criterio, el PIB per cápita en dólares corrientes fue cercano a los US$8,000 y, en paridad de poder de compra, US$18,277.
Hay dos definiciones que se utilizan ampliamente. Una es la que utiliza Homi Kharas, director adjunto del programa de Economía Global y Desarrollo de Brookings Institute, que define la clase media como el segmento poblacional con ingresos comprendidos entre US$10 y US100 por día, medido en paridad de poder de compra. La otra, mas acotada, es la que aporta el Banco Mundial en su trabajo “La movilidad económica y el crecimiento de la clase media en América Latina”, definiendo la clase media como los segmentos con ingresos diarios per cápita entre US$10 y US$50.
De acuerdo con el criterio de Kharas, República Dominicana tenía en 2005 una población de clase media equivalente al 31.1% de la población y proyecta que de mantener una tasa de crecimiento consistente con su historial de crecimiento, el país llegaría a tener en 2030 una población de clase media equivalente al 63.1% de la población. De acuerdo con esta lógica, para este año, la clase media dominicana estaría en la proximidad del 50% de la población.

Si se asume la metodología del Banco Mundial, en 2016, el 31.6% de la población dominicana caía en la categoría de clase media, superando los segmentos de población pobre que ese año representaron el 23% de la población. La República Dominicana, que se había empobrecido como consecuencia de la crisis bancaria de 2003-2004, colocándose los segmentos de clase media en un 17.7% en 2004, versus un 42.4% de pobres, logró colocar sus segmentos de clase media por encima de los segmentos pobres a partir de 2015. Las implicaciones que esto tiene para el ejercicio de la política lo analizaremos en un próximo artículo.