Los siete países con mayor Patrimonio de la Humanidad

Los siete países con mayor Patrimonio de la Humanidad

1- Puente Rialto de Venecia, Italia. 2- Versalles (Francia). 3- La Muralla China. 4- El Taj Mahal en Agra, India.

Cultura. Lista del Patrimonio Mundial

Solo en 2021 la Unesco inscribió 13 nuevos sitios culturales en su Lista del Patrimonio Mundial, entre ellos, cinco de Iberoamérica: el observatorio arqueoastronómico de Chankillo, en Perú;  la Iglesia de Cristo Obrero y Nuestra Señora de Lourdes, en Atlántida, Canelones, Uruguay; y el conjunto franciscano del monasterio y la catedral de la Asunción de Tlaxcala, en México.

Chichen Itza,la ciudad maya del norte de Yucatán. EFE / gdu

En total, la lista de la Unesco incluye 1.155 sitios de 167 países como Patrimonio Mundial.

      Italia a la cabeza.

    Italia encabeza la lista de Patrimonio de la Humanidad, y lo hace con 58 sitios.  Ser el centro del Imperio Romano y el corazón del Renacimiento convirtió a este país europeo en la nación con mayor número de espacios declarados patrimonio de la humanidad.

    El viejo Imperio Romano y los siglos XIV y XV del esplendor del Renacimiento plantaron en esta tierra algunas de las obras más hermosas y delicadas hechas por el hombre y otras naturales con las que ya contaban.

Una pequeña ciudad de apenas 100.000 habitantes, como Vicenza, es toda ella, Patrimonio Mundial.

     Solo el centro histórico de Roma, que incluye el Vaticano y su museo y el Coliseo, aporta 13 lugares a este listado. 

También se incluyen, entre otras, las ruinas de Pompeya y Herculano y lugares como las ciudades inolvidables de Venecia, Florencia, Siena, Bolonia, Verona, Lucca, Pisa, Padua o Rávena.

     Pero Italia no solo vive de historia: el monte San Giorgio o la cadena montañosa de las Dolomitas, al norte del país o sus irrepetibles acantilados de La Cinque Terre, frente al Mediterráneo, son también Patrimonio de la Humanidad.

     China, segunda con 56 sitios en la lista.

    En segundo lugar de este listado se encuentra China, con 56 sitios declarados, tras haber estado empatado con Italia el año pasado. Un número importante dado que se trata de un país que posee una civilización con cuatro mil años de antigüedad.

      El país asiático, a diferencia de Italia, no tiene un gran número de lugares históricos sino que son una buena combinación de sitios de interés cultural y espacios naturales.

     La Gran Muralla China, el palacio imperial en Pekín y el mausoleo de los guerreros de terracota, son algunos de sus grandes aportes.

 Alemania, la tercera del  ‘ranking’.

     Con 51 sitios del Patrimonio Mundial, Alemania se sitúa ahora en tercer lugar, delante de España y Francia, tras cinco nuevas incorporaciones. Sus castillos y sus catedrales se han convertido en un símbolo del poder y  de religiosidad alrededor del mundo.

La catedral de Colonia, uno de los lugares más visitados del país, junto a los castillos de Augustusburg y de Wartburg, son tres sitios que forman parte de los elegidos por la Unesco.

 España y Francia en cuarto y quinto lugares.

España ha sumado en 2021 un sitio más en este catálogo con el Paseo del Prado y El Retiro, hasta sumar un total de 49 emplazamientos.

       La Universidad de Alcalá de Henares, la Catedral de Burgos, la Ciudad Vieja de Salamanca, la arquitectura mudéjar de Teruel, las casas colgadas de Cuenca o el Monasterio de Guadalupe en Cáceres, o la arquitectura modernista catalana…. son ahora bienes de toda la humanidad.

    Solo con París bastaría para ubicar a Francia en un lugar predominante en esta lista de Patrimonio de la Humanidad, con su lujoso Palacio de Versalles y la catedral de Notre Dame, además de la ribera del río Sena, zona que quizás contenga la mayor densidad de belleza del mundo con la Torre Eiffel, Notre Dame y la Plaza de la Concordia.

    Hay que destacar también la hermosura del Monte Saint-Michel y su bahía, una pequeña isla rocosa del estuario del río Couesnon.

India con 40 lugares, en sexto lugar.

Cada país trae una cultura que lo hace distinto, pero en India esto se vuelve más visible por su conexión entre historia y espiritualidad.      La joya nacional indiscutible del país es el famoso Taj Mahal,  en la ciudad de Agra, al norte, pero hay mucho más.

Más leídas