Los tequeños, un entremés de harina de trigo de consumo popular en Venezuela

http://hoy.com.do/image/article/834/460x390/0/41F04E06-2A0A-4E2B-9D5C-0D8F2B1E7747.jpeg

La harina de trigo es un alimento muy utilizado en la gastronomía, traspasa las fronteras y los exigentes gustos. La variante  está en la forma en cómo  se prepara en las diferentes culturas. Aunque puede darse el caso de que,  una misma receta se prepare en varios países, incluso llevando el mismo nombre.

Este es el caso del tequeño. Aunque es un  rollito de harina de trigo, muy popular en Venezuela, también se le atribuye a los pueblos colombiano y peruano. Lo cierto es que los platos “emigran” junto con las personas. 

Normalmente se consume  como entremés o pasaboca  en las fiestas y reuniones de amigos, por ser una comida fácil y rápida de preparar.   

Su preparación consiste en rellenar un rollo de harina de trigo, con  queso blanco. Es un plato frito.

Los tequeños, en  Colombia, se conocen popularmente como dedito de queso o  dedito. Adopta esta denominación por su similitud a los dedos humanos.

Pero el relleno puede variar. Hay quienes lo preparan de jamón, mariscos, chorizos y combinaciones de diferentes tipos de  quesos y espinacas,  en fín, puede rellenarlo de lo que desee. Incluso puede irse más allá y crear una especie de postre, al rellenarlo con chocolate.

Otra variedad es el denominado  tequeyoyo, que se rellena de plátano maduro y queso. Es  típico del estado de Zulia. Para prepararlo se siguen los mismos pasos de los tequeños (ver receta), pero además del queso, se rellena con  tiras de plátano frito,  que se enrollan juntos.

En la preparación.  Hay quienes cortan la masa en tiras,   en cuadros o círculos.

Receta
Tequeño venezolano

2 tazas de harina de trigo
5 cucharadas de mantequilla
1 huevo
1/2 cucharada de sal
2 cucharadas de azúcar
4-5 cucharadas de agua fría
1 libra y 1/4 de queso blanco
Aceite  suficiente (para freír)
Toalla absorbente (para escurrir)

Preparación. Se corta el queso en tiras de 2 pulgadas de largo, por 1/2  de ancho.  Se pone la harina en un mesón o en un bowl y hacer una especie de hoyo, en forma de volcán, se colocan en el centro la mantequilla y el huevo. Se mezclan la sal y amasar, el  agregando progresivamente el agua con el azúcar, hasta que se forme una mezcla suave, uniforme, que no se pegue a los dedos ni a la mesa. Se  extiende  la masa con un rodillo, hasta que quede como una tela de 1/4 de pulgada de grosor.

Se corta la masa en tiras de 1/2 pulgada de ancho y 6 pulgadas de largo. Con las cintas de masa, se enrollan los trocitos de queso, de extremo a extremo, asegurándose de que el queso quede bien cubierto. En un caldero se calienta abundante aceite, se fríen los tequeños a fuego medio hasta que doren. Para eliminar el exceso de aceite, colóquelos sobre  papel absorbente. Y listo! Para servirlos puede preparar  el aderezo de su preferencia.