Los Toros aprovechan mala defensa y vencen al Escogido

El receptor Dustin Brown remolcó un trío de vueltas y Ramón Troncoso lanzó cinco sólidas entradas para que los Azucareros del Este derrotaran 9-6 a los Leones del Escogido, en un partido celebrado en el Estadio Quisqueya de la capital.

Brown bateó de 5-2, pero fue oportuno con el madero al impulsar tres vueltas, mientras los Azucareros aprovecharon una tercera entrada de cuatro errores por los Leones, para anotar seis carreras y conseguir una importante victoria.

Troncoso (3-0) trabajó cinco entradas en las que solo aceptó cinco indiscutibles, permitiendo tres carreras, dos de ellas limpias, cedió una transferencia y ponchó cuatro hombres para mantenerse invicto en el actual campeonato de béisbol dominicano, dedicado a Johnny Naranjo in memorian.

El torpedero Angel Berroa también se destacó con un doble que empujó una vuelta  en el séptimo episodio y los Toros le mataron al Escogido las aspiraciones de acercarse a la cuarta posición clasificatoria al round robin.

El cerrador Julio Mañón subió al montículo en el noveno episodio y retiró los dos últimos outs del encuentro para apuntarse su 15to salvamento de la temporada.

Los Leones desperdiciaron una buena actuación en el plato del jardinero Fernando Martínez, quien disparó su cuarto cuadrangular de la temporada y a eso también le agregó un triple, terminando con tres carreras remolcadas en cuatro turnos al bate.

Junto a Martínez, el estadounidense David Cook también sacó la bola del parque y lo mismo hizo el jardinero central Freddy Guzmán, quien también anotó una carrera en la tercera entrada.

La derrota fue para el japonés Kawai Susumu (2-2), quien fue castigado rápidamente y fue víctima de los errores de Diory Hernández,  aguantando dos entradas y un tercio y aceptó tres hits, con seis carreras, cuatro de ellas limpias, y dio dos ponches.

Las claves

1. Trabajo de Troncoso

El abridor de los Toros se impuso con cinco entradas de buen béisbol que le garantizaron el triunfo.

2.  Pobre

El torpedero Diory Hernández cometió tres de los cuatro errores de los Leones en la tercera entrada que provocaron carreras que resultaron ser determinantes en el resultado del partido.