Los verdaderos líderes del MERENGUE

milliy quezada

Extrapolando al ámbito artístico, específicamente al ruedo de los merengueros, lo dicho por expresidente Leonel Fernández sobre el liderazgo se puede llegar a la hipótesis de que son escasos los líderes del merengue, y que el relevo se quemó con la antorcha.

En los últimos años han surgido una veintena de merengueros, y otros que se han reciclado, pero se quedaron en el intento por asumir el nuevo liderazgo del merengue.

Fernández dijo que la sucesión de un liderazgo “es como una antorcha que requiere de paciencia del que la recibe, no entrar en un forcejeo con el que la tiene, y esperar que se la pasen, “porque si la arrebata se puede quemar con ella”.

Entonces hay que llegar a la conclusión, en mi opinión, de que no hay ningún merenguero a la vista que pueda recibir la “antorcha” del liderazgo de la principal música bailable de nuestro país, y los que han intentado se han quemado con el “jacho” encendido.

Hay nuevas figuras que han sonado un tema y ya creen que son líderes, no sabiendo que para ostentar tal posición hay que tener trayectorias artísticas y una cadena de éxitos.

Los verdaderos líderes del merengue. Uno de los principales y verdaderos líderes del merengue es Johnny Ventura, con más de 50 años en la música y con más de cien producciones musicales. No hay quien le herede, porque su calidad es incuestionable, aunque intentó dejar su liderazgo en sus hijos, la sombra del “Caballo Mayor” los eclipsa.

Igualmente ha pasado con los Hermanos Rosario, específicamente con Rafa Rosario, cuyo carisma ha brillado tanto que ha opacado a su hijo Rafely Rosario.

Para seguir con el rosario de merengueros líderes, Toño Rosario es otro líder que ha sabido mantenerse contra viento y marea.

Aunque su liderazgo trasciende los linderos del merengue, puede decirse que Juan Luis Guerra, es un líder puro, auténtico y real, y que no hay -hasta ahora- una figura para su relevo.

“El Rey del Merengue”, Joseíto Mateo, es líder legitimo del merengue de todos los años.

“La Reina del Merengue”, Milly Quedaza, es otro ícono de la música dominicana, una indiscutible líder, que ha sabido mantenerse en su trono. Y para seguir con las féminas, Miriam Cruz es una de las pocas figuras del merengue que han resurgido y tomado su sitial.

Un líder carismático, que movió el pueblo con su música, es el cantante de “Baile en las calles”, Fernando Villalona. En cierta época de su vida, ya superada, hizo todo por destruir su carrera, y aun así la gente lo seguía.

Otro de los músicos más importantes del merengue, y uno de los más genuinos, es Wilfrido Vargas, un líder natural, que ha dejado su impronta como director de orquesta, trompetista, compositor, arreglista y cantante.

Y hay que quitarse el sombrero cuando de Dionis Fernández se trata, es un real líder y tronco de muchos “sublíderes”, siendo su primordial pupilo Sergio Vargas, quien ha brillado con luz propia en el escenario artístico.

Con sus potentes y bien afinadas voces, Eddy Herrera y Héctor Acosta, tienen ganados sus cetros como líderes, como ocurre también con Ramón Orlando, Ruby Pérez, Peña Suazo, Bonny Cepeda, Jossie Esteban, Kinito Méndez y Pochy Familia.