Los Yankees ahora con artillería más pesada

Los Yankees ahora con artillería más pesada

Juan Soto, izq, se observa sentado en el dugout durante un entrenamiento.

La llegada de Soto, adquirido en un cambio con los Padres el 7 de diciembre, les da a los Yankees uno de los bateadores más potentes y pacientes de las Mayores.

Nuevos aires de esperanzas soplan en el distrito de El Bronx, sede los Yanquis de Nueva York.
La llegada del jardinero dominicano Juan Soto, uno de los mejores jugadores del negocio, y Alex Verdugo, procedentes de los Padres de San Diego y Medias Rojas de Boston, imprime un “baluarte” a una ofensiva que brilló por su baja producción durante todo el 2023.

Y no es para menos, ya que su bateo colectivo fue de .227, el penúltimo de la liga, solo superado por los Atléticos de Oakland con .223 de promedio.

Además, según el historial exitoso de la franquicia, la temporada pasada fue todo un fracaso, al finalizar con marca de 82-80 y concluir en el cuarto puesto de la División Este de la Liga Americana por primera vez desde la estación del 1992, por ende, quedar eliminados de la postemporada.

Pero todo eso ya es cosa del pasado, y su gerencia encabezada por su presidente Randy Levine y su general manager Brian Cashman se movió en el mercador de la agencia libre y logró conseguir las piezas que a su entender necesitaban para ir tras el título de campeón.

Además de Soto y Verdugo, se hicieron de los lanzadores abridores Marcus Stroman y Luke Weaver.

Su ofensiva

Aaron Judge

Contarán con una de las más temibles de todo el béisbol, con Juan Soto, Aaron Judge, Alex Verdugo, Anthony Rizzo, DJ LeMahieu, G. Stanton y Gleiber Torres.

Soto viene de despachar 35 jonrones con 109 carreras remolcadas en la Liga Nacional con los Padres de San Diego. Judge volvió a tronar con 37 cuadrangulares y 75 empujadas. Torres tuvo un gran despertar a sumar 25 vuelacercas y traer 68 corredores para el plato. Stanton agregó 25 tetrabases con 69 producidas. Además LeMahieu agregó 15 vuelacercas y el campo corto Anthony Volpe finalizó con 21 bambinazos, 60 remolcadas, pero un paupérrimo promedio de bateo de .210.

El dirigente Aaron Boone espera que Anthony Rizzo regrese a su forma habitual al conectar para .244, con apenas 12 vuelacercas y 41 empujadas.

Pitcheo abridor

La rotación estará encabezada por Gerrit Cole, ganador del Cy Young de la Liga Americana, con foja de 15-4 y efectividad de 2.63. Además de abanicar a 222 bateadores.

Marcus Stroman, recién adquirido este año, tuvo foja de 10-9 y 3.65 con los Cubs de Chicago. Los Mulos del Bronx apuestan por la mejoría del zurdo abridor Carlos Rodón, quien el año pasado finalizó con 3-8 y una pésima efectividad de 6.85. El mexicano Néstor Cortés tampoco estuvo a su altura acostumbrada con 5-2 y promedio de carreras limpias de 4.97. Clarke Schmidt sin duda alguna fue la gran sorpresa al concluir 9-9 y efectividad de 4.64.

El cerrador será el derecho Clay Holmes, quien rescató 24 el año pasado con buena efectividad de 2.63.

Le puede interesar: ¡Euforia! Juan Soto y los Yankees piensan en grande

Publicaciones Relacionadas

Más leídas