Luces navideñas: qué tener en cuenta antes de comprarlas

25_11_2015 HOY_MIERCOLES_251115_ ¡Vivir!3 C

Dentro de la decoración navideña, las luces son el elemento primordial. Es imposible imaginar una Navidad sin el brillo y colorido que las caracteriza.

Es por eso que cada año quienes se disponen a celebrar la popular festividad pasarán por las distintas tiendas a adquirir su juego completo de luces y cables, pero hay algunas cosas que podemos considerar antes de comprarlas y que pueden ayudar a darles una vida más larga.

Antes de comprar. Una de las primeras cosas a tomar en cuenta antes de adquirirlas es dónde las colocaremos: ¿destinaremos las luces para el interior o el exterior? y también cuál es el espacio que vamos a cubrir con ellas (calcular metros, pies, etc.), no sea que al momento de decorar nos falten bombillas y el trabajo se quede a medio camino o con baches.

Por ejemplo, para obtener un árbol bien cargado de luces, se recomienda adquirir una serie de 100 luces por cada pie de altura.

Otro punto importante, por supuesto, es comprobar que estén en buen estado, sin roturas ni fallos en la línea de bombillas.

Generalmente, para decorar en el exterior se prefieren los bombillos más grandes, pero es bueno asegurarse de que el empaque indique que son aptas para exteriores.

Además de esto, debemos determinar qué tipo de iluminación queremos: si luces incandescentes o luces LED. Aunque en ambos tipos es posible encontrar modelos con ahorro de energía, las segundas ahorran mucho más, tienen mayor brillo y durabilidad, se consideran más seguras y son frías al tacto.

Recuerde que las luces navideñas pueden venir en dos formatos distintos de circuito: circuito en serie o circuito en paralelo.

Tener un plan. Para lograr una decoración impactante y de gran belleza con las luces navideñas es necesario tener un esquema o modelo a seguir. Por ejemplo, decidir si las luces serán de colores o blancas, intermitentes o fijas, etc. Algo que sin duda nos ayudará mucho en esto es explorar las opciones decorativas con las que contamos, que son casi ilimitadas.