Luego del exceso de sol, compresas de agua fría y anti-inflamatorios

http://hoy.com.do/image/article/807/460x390/0/490ABEB5-EC0F-43E0-91E8-19B965D1ADB8.jpeg

Como la mayoría de las actividades que se realizan en Semana Santa son al aire libre y bajo el sol, es necesario protegerse adecuadamente. Pero, si no se hace y se excede el tiempo de exposición  a este ambiente, solo queda esperar sus consecuencias.

Las personas de piel más clara son afectadas con más frecuencia y de peor manera que las pieles más oscuras ya que la melanina que le da color a la piel protege del sol.

Las quemaduras superficiales no complicadas causan pocas molestias por corto tiempo. Pero casos más severos pueden producir daño más profundo y pueden complicarse con deshidratación e infección de la piel quemada.

Así  lo explica el doctor Juan Periche, presidente de la Sociedad Dominicana de Dermatología.

“La piel expuesta se torna roja (eritema) lentamente llegando a un punto máximo a las 12 y 24 horas de la exposición”, señala el profesional, quien también indica que pueden formarse ampollas.

Los síntomas incluyen dolor y posible fiebre, escalofríos, malestar general, náusea y vómitos. “El eritema desaparece en cuatro y siete días, usualmente con descamación”.

Medicación.  El médico indica que la mayoría de estas quemaduras no son peligrosas aunque sí dolorosas. La ingesta de anti-inflamatorios tipo ibuprofén y diclofenac, más baños o compresas de agua fresca proveen mejoría de los síntomas, en especial cuando se inicia su uso el mismo día de la quemadura. Las personas con gastritis o alergias a estos fármacos, pueden usar acetaminofén.

“Es importante en estos casos la ingesta de abundante líquido para evitar la deshidratación, complicación frecuente de las quemaduras. También es necesario protegerse de más exposición al sol”, aconseja Periche.

El uso de anestésicos tópicos produce irritaciones frecuentes por lo que deben evitarse. La aplicación de emolientes como aloe vera (sábila) ayuda a mejorar los síntomas

Importante.  Es necesaria la asistencia médica en casos de: quemaduras extensas (más del 20%) de la piel; ampollas múltiples; síntomas generales como náusea, vómito, fiebre mayor de 40, malestar importante y los niños que se queman fácilmente deben consultarse con un dermatólogo por posibles condiciones que causan esto.

“La mejor forma de prevenir estas quemaduras incluyen el uso de protectores solares y ropa protectora. Evitar el sol en las horas más intensas: 10:00 de la mañana y  4:00 de la tarde.  Re-aplicar el protector solar cada 2 o 3 horas y luego de nadar”, recomienda.