Lugares sorprendentemente sucios

30_03_2015 HOY_LUNES_300315_ ¡Vivir!5 C

La mesa del trabajo, los baños públicos, los cajeros automáticos, los carritos del súper, los interruptores de luz y las máquinas del gimnasio son lugares sorprendentemente sucios donde puedes enfermarte.

Estos lugares se debe tener especial cuidado de higiene para prevenir enfermedades.

Éstos son los seis lugares sorprendentemente sucios donde puedes enfermarte, si no tomas una serie de precauciones.

Escritorios de trabajo. Cualquier mesa de una oficina es un nido de bacterias. Según un estudio firmado por la Universidad de Arizona, se pueden encontrar cien veces más bacterias en una mesa que en el baño de la oficina, por ejemplo. Los autores recomiendan limpiar al menos una vez al día y con un líquido desinfectante el teléfono, el monitor y la superficie que más usamos. Además, recomiendan no comer delante del ordenador porque las partículas de comida contribuyen a generar gérmenes.

Los baños públicos. Hasta 19 grupos de bacterias, entre ellas el estafilococo aureus, pudo identificar un equipo de investigadores de la Universidad de Colorado en los baños públicos. La mayoría de ellas en los lavamanos porque la humedad permite que muchos microorganismos sobrevivan. Otro estudio publicado en la revista Journal of Applied Microbiology reveló que el uso del tradicional secador de manos solo empeora las cosas, pues aumenta el número de bacterias que llegan a la piel en un 45%. Recomiendan usar servilletas para secarse las manos.

Los cajeros automáticos. Son un buen sitio para contagiarse. Hasta 1200 gérmenes diferentes se han encontrado en sus superficies, entre ellos el E. Coli y el virus de la gripe. Por otra parte, los billetes también vienen cargados, hasta 26.000 bacterias se han llegado a encontrar en un solo billete, según un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford.

Estos científicos recomiendan lavarse las manos con agua y jabón o un desinfectante cada vez que vayamos al banco, saquemos dinero de un cajero o toquemos varios billetes.

Los carritos del supermercado. Todos los sitios donde se ha guardado aunque sea temporalmente la carne cruda y que no han sido limpiados suelen ser una gran fuente de bacterias. Según los científicos de Arizona, es lo que pasa en los carritos del supermercado o en las bolsas que la gente lleva para no consumir bolsas de plástico.

Interruptores y mando de la TV. Un estudio de la Universidad de Houston asegura que estos son los lugares más contaminados de los hoteles, y recomiendan a los viajeros que lleven toallitas desinfectantes y les den un repaso antes de ponerles la mano encima. Creen que es muy alto el riesgo de trasladar esos gérmenes a otros lugares de la habitación como las almohada o la cama.

Máquinas del gimnasio. Un estudio publicado en la revista Clinical Journal of Sports asegura haber encontrado los virus que producen el resfriado común en el 63% de las máquinas de los gimnasios que investigaron. También señalaron que las pesas suelen estar todavía más contaminadas que los equipos aeróbicos (73% frente a 51%). Los expertos recomiendan que mientras entrenamos no nos toquemos demasiado la cara y la boca.