Luis Abinader asegura que “Justo y enérgico”, será el Gobierno del Cambio, apegado a principio del Padre de la Patria

IMG-20191120-WA0262

El candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno y fuerzas aliadas, Luis Abinader, aseguró hoy que el mejor programa de gobierno para sostener y hacer prosperar al país nos lo dejó el padre fundador, Juan Pablo Duarte, de que “El Gobierno debe mostrarse justo y enérgico… o no tendremos Patria y por consiguiente ni libertad ni independencia nacional.

“¡Justo y enérgico! En estas dos palabras están contenidas todas las ideas de gobierno que proponemos para nuestra administración”, expuso Abinader al dirigirse a un grupo de personalidades que pasaron en la mañana de hoy a respaldar su candidatura presidencial, entre los cuales figuran ex funcionarios judiciales, personalidades de la sociedad civil y políticos, buena parte de ellos ex dirigentes balagueristas.

Pertenecen al grupo coordinado por el licenciado Andrés Vanderhost, los doctores José Enríquez Hernández Machado, Hipólito Herrera Pellerano, Rafael Luciano Pichardo, Ramón Horacio González Pérez, Ludovino Sánchez, Leonardo Matos Berrido, Vinicio Abreu, ingenieros Jaime Roca y Daniel Aquino, licenciado Nicolás Almánzar, y Héctor Cocco Castillo, Silvia Espinal, Rafael Menicucci, Luis Nelson Pantaléon, Rosa Campillo, y Fernando Ariza Mendoza, Ayanes Pérez Méndez, entre otros.

“La justicia es dar a cada quien lo que es debido, y nos hemos propuesto que así sea, porque no es justo dar como dádiva a los ciudadanos lo que les pertenece por derecho. No hay nada más justo que un gobierno apegado a los valores éticos y morales. Esa es la razón de que hayamos asumido un Código de Ética para asegurar la pulcritud y legalidad en el cumplimiento de los objetivos de campaña en el proceso electoral.

“Nos sentimos comprometidos a predicar con el ejemplo practicando los siguientes principios y valores específicos de la actividad política, que guiarán nuestra conducta y la de nuestro equipo de colaboradores: Velaremos por no causar males a otros; buscaremos, en todo momento, el bien común; rechazaremos cualquier forma, por mínima que sea, de corrupción; practicaremos una política contraria a las ambiciones individuales o de grupos de poder”, sintetizó.

Agregó que para lograr una sociedad justa es también imprescindible eliminar toda influencia externa sobre el Poder Judicial: Todo debe empezar por quitarle al Presidente de la República la facultad de nombrar al Procurador General, sacar a este funcionario del Consejo Nacional de la Magistratura, porque no es posible que el brazo acusador nombre los jueces que juzgarán su caso, y terminar por asignarle al Poder Judicial el presupuesto ordenado por ley para garantizar su total autonomía.

“Así podremos ver cumplido el ideal de una justicia independiente que garantice la igualdad, la libertad y la paz de todos los ciudadanos.

“No puede ser justo un Estado incapaz de brindar seguridad a sus ciudadanos. La inseguridad es la peor enfermedad de nuestro tiempo. Así que lo primero es poner en orden las fuerzas del orden para garantizar bienes y personas.

“El mejor cuerpo policial para la implementación de una buena política de seguridad se organiza desde una perspectiva civil, descentralizada y comunitaria.

“Una buena policía debe ser cercana a la comunidad. Una institución que debe formar individuos capaces de tener un trato con capacidad de diálogo y de interacción con los civiles. Una policía persuasiva más que disuasiva.

“Una buena policía requiere de capacitación en materia investigativa, de cambios operativos para acoplarla al nuevo procedimiento penal, de una nueva organización y cultura que sustituya la impronta militar y un equipamiento que supere a las organizaciones criminales.

“Una buena policía solo es posible si brindamos protección al recurso policial, porque los inseguros no pueden brindar seguridad. Nuestro gobierno se preocupará de mejorar el salario -pagaremos quinientos dólares al rango más bajo-, garantizaremos educación, salud y vivienda para la familia de los agentes”, precisó.

Migración ilegal

Consideró el mejor homenaje que se puede rendir a nuestros padres fundadores de la Patria ponerle fin al incumplimiento permanente de la ley de migración.

“¡Justo y enérgico dijo el patricio! Justos y enérgicos seremos para impedir la entrada indiscriminada de ilegales por nuestra frontera.

“Justos y enérgicos seremos para dominicanizar el trabajo en nuestro país. Justos y enérgicos para garantizar que todos los trabajadores migrantes tengan sus permisos en regla.

“Justos y enérgicos seremos para devolver a su país de origen a todos los inmigrantes ilegales.

“Justos y enérgicos seremos para cumplir y hacer cumplir todas las leyes en materia de nacionalidad”, dijo.

“Amigos”, dijo a las personalidades que pasaron a respaldarlo, “este es el país del cambio que queremos construir.

“Quiero que me acompañen en esta jornada histórica que solo terminará con el triunfo de nuestra candidatura en mayo del dos mil veinte”, concluyó.