Luis Abinader en medio de la tormenta perfecta

Luis Abinader en medio de la tormenta perfecta

Ramon Núñez Ramírez

Cuando Luis Abinader se juramentó el 16 de agosto de 2020 estaba consciente que su prioridad principal era enfrentar la pandemia, a “mano pela”, porque no había vacunas y debía ir abriendo gradualmente la economía para sacarla de la recesión, lo que el Mandatario quizás no se imaginó que el deterioro de las finanzas publica lo pondría en el dilema de una reforma fiscal en un momento inadecuado y la recuperación iba a provocar una inflación global.

En la pandemia el Presidente ha obtenido altas calificaciones, bien temprano gestionó la Pfizer, cuando no había salido al mercado, incumplieron en la entrega y obtuvo la Sinovac de China, se inició el proceso de vacunación masiva, hoy alrededor de un 60% de la población tiene dos dosis y más de 600 mil tres dosis; pero falta mucho por recorrer para completar la vacunación y aun así es posible haya rebrotes.

La economía está en recuperación desde que se inició la reapertura, en las zonas francas las exportaciones, desde junio de este año, alcanzaron los de pre-pandemia, en el caso del turismo desde el mes de septiembre el número de visitantes supera los de 2019 y el gran salvavidas de la economía han sido las remesas que al mes de septiembre de este año alcanzaron los US$7,863.1 millones, mayor en US$2,570.2 millones al mismo periodo de 2019.

El gran problema han sido los aumentos en los precios de los “commodities”, por ejemplo en el proyecto de presupuesto se contempló un precio promedio de US$62.7 el barril del West Texas, sin embargo el martes 26 de octubre cerró a US$84.65 y todo apunta que pronto superará la barrera de los US$100.

El comercio marítimo ha sido golpeado con la escasez de contenedores y si en enero enviar uno de Shanghai a los EU costaba US$1,000, ahora ronda los US$15,000 y estos precios, unido a la caída en la productividad de los puertos, está originando interrupciones en la cadena de distribución e inflación. En cuanto a los alimentos el Índice de la FAO alcanzó en septiembre 130.0 puntos, mayor en 32.8% a septiembre 2020.

El panorama apunta a una alta inflación global el año próximo; en los EU en septiembre el Índice de Precios al Consumidor subió interanual a 5.4%, la mayor en 13 años, no se descarta la Reserva Federal se verá obligada a subir los tipos de interés y eso incidirá en el encarecimiento del endeudamiento para el país.

En el frente interno el Presidente tiene el aumento de la percepción de inseguridad ciudadana, la crisis de Haití, el rechazo a la Reforma Fiscal y a esto agréguese la fiebre porcina africana.

El presidente Luis Abinader le ha tocado dirigir el país en medio de una tormenta perfecta.

Aumentos precios de “commodities” han sido un gran problema

Se agregan la crisis de Haití y la fiebre porcina africana

El panorama apunta a una alta inflación global el año próximo

Más leídas