Luis Castillo trabaja para salir de slump

POR ENRIQUE ROJAS
QUEENS, New York.- Después de pegar dos hits en cuatro turnos en el juego inaugural de los Marlins de Florida, Luis Castillo tuvo una racha de 17 turnos sin conseguir imparables, un slump capaz de preocupar al más avispado. Pero no a Castillo, un intermedista dos veces ganador del Guante de Oro y quien ostenta un promedio de .291 en 10 temporadas en las Grandes Ligas.

El dominicano ha pegado al menos un imparable en cada uno de los últimos cinco partidos, incluyendo cuatro en la serie de tres das contra los Mets de New York en Shea Stadium el pasado fin de semana para elevar su promedio a .231.

“No estoy preocupado ni nada parecido. Aún es muy temprano para ponerme presión”, dijo Castillo, quien batea de 39-9 con dos bases robadas y nueve carreras anotadas en el 2005.

“Dos semanas no son el termómetro para medir a un pelotero, especialmente para un veterano que sabe lo que está  haciendo en el terreno”, agregó Castillo.

“Luis ha tenido problemas para batear, especialmente a la zurda, pero es un pelotero de Grandes Ligas y sabe lo que tiene que hacer para salir del slump”, dijo Jack McKeon, el dirigente de los Marlins.

“Si tuviera que preocuparme por alguien en el club, no sera por Luis. El ha salido anteriormente de los malos momentos”, agreg McKeon. Considerado el premier de los intermedistas de la Liga Nacional y uno de los mejores corredores de bases del beisbol, Castillo ha mejorado consistentemente su juego a través de los últimos siete años.

Castillo ha sido miembro de los dos equipos campeones de los Marlins (1997 y 2003), gan el Guante de Oro por la excelencia defensiva en las últimas dos temporadas, asistió a los Juegos de Estrellas del 2002 y 2003 y lideró la Liga Nacional en bases robadas en el 2000 (62) y 2002 (48).

En el 2002, el nativo de San Pedro de Macorís consiguió una racha de 35 partidos con hits, la décima mejor en la historia del béisbol.

En esa temporada bateó .305 y agotó la mayor cantidad de turnos de su carrera (606). “Conforme siga entrando el calorcito de temporada, así irá mejorando en el campo”, agregó Castillo.

“Ya estoy empezando a subir el promedio y dejar que mi juego salga natural”, dijo Castillo.