Lula dice Si EU y UE están cerrados, no habrá  acuerdos

http://hoy.com.do/image/article/338/460x390/0/47B86A15-0F35-4C0C-888F-A1F1DBBA9684.jpeg

BRASILIA. AFP. Si Estados Unidos no reduce sus subsidios y el mercado agrícola europeo se mantiene cerrado, no habrá un acuerdo en las negociaciones de la Organicación Mundial del Comercio (OMC) en marcha en Ginebra, afirmó el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

 “Si no hay una efectiva reducción a los subsidios en Estados Unidos, y si no hay una flexibilización del mercado agrícola de los europeos, no hay acuerdo”, dijo el presidente brasileño en breves declaraciones a la prensa.

En el caso de que realmente no se llegue a un acuerdo, añadió el mandatario, será necesario que “cada uno asuma sus responsabilidades, y que cada uno recoja lo que plantó”.

El presidente brasileño acusó a los negociadores de Estados Unidos y de los países europeos de estar “habituados a un tiempo en que no había negociación. Imponían lo que querían y los otros estaban obligados a aceptar. Hoy es preciso tener en cuenta la existencia de los países emergentes”.

Según Lula, Brasil ya demostró que estaba “dispuesto a reducir las restricciones a productos industriales, pero ellos (europeos y norteamericanos) siempre piensan que los países emergentes tienen que subordinarse a su lógica”.

Lula dijo que un acuerdo internacional de comercio es fundamental para permitir el desarrollo de los países emergentes y acotó que esa mejora podría convertirse en un factor decisivo para conseguir la paz.

“Si queremos tener paz en el mundo, si queremos combatir el terrorismo, si queremos evitar la persecución a los inmigrantes, tenemos que ayudar a desarrollar a los países más pobres, y eso pasa necesariamente por un acuerdo en la ronda de Doha” de la OMC, añadió.

Las declaraciones de Lula coinciden con una reunión ministerial en Ginebra considerada clave para definir el futuro de esa Ronda de Doha, que pretende un acuerdo multilateral para liberalizar más el comercio mundial.

Los países en desarrollo les exigen a europeos y estadounidenses que reduzcan la protección de su agricultura. En contrapartida, los países ricos exigen a las naciones en desarrollo más apertura en sus mercados de industria y servicios.