Lula no ve razón choque EU-Chávez

http://hoy.com.do/image/article/51/460x390/0/2C876871-3F24-458A-B34D-CFB4540ED4A0.jpeg

BRASILIA (AP).- Estados Unidos y Venezuela se necesitan mutuamente, por lo tanto no hay ninguna razón para que estén peleando, afirmó el viernes el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva.

   Lula agregó, además, que después de reunirse el martes con la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, quien visitó Brasil, “quedé convencido que las cosas van a salir mucho mejor de aquí en adelante” para Washington y Caracas.

   Lula, en conferencia de prensa en el palacio de gobierno, sin embargo, no dio detalles de esa conversación con Rice, ni se refirió a versiones de la prensa local en torno a que le solicitó servir de mediador ante el gobierno de Hugo Chávez, o que el propio Lula ha pedido a su colega moderar su lenguaje hacia Estados Unidos.

   En esta semana “recibí a la secretaria de Estado de los Estados Unidos y pienso que estamos andando a pasos largos para que haya una gran armonía entre Estados Unidos y Venezuela porque nosotros, en Brasil, tenemos todo el interés en que en nuestro continente haya la mayor tranquilidad”, indicó.

   Estados Unidos compra 15% de todo su consumo de petróleo a Venezuela, cuyos principales recursos financieros provienen de las ventas de crudo. “Entonces, Venezuela necesita de Estados Unidos, los Estados Unidos necesitan de Venezuela, por tanto no hay ninguna razón que los dos estén peleando”, dijo Lula.

   “No veo ninguna posibilidad que haya un conflicto mayor entre Estados Unidos y Venezuela”, aseguró Lula interrogado sobre si esa conflictividad entre los dos países eran una amenaza para la estabilidad regional.

   Ratificó que su gobierno trabajará en lo que pueda para limar esas asperezas entre esas dos naciones, con las que mantiene cercanas relaciones.

   “En aquello en que Brasil pueda contribuir, vamos a contribuir…para que podamos tener tranquilidad muy fuerte aquí en nuestro continente”.

   Las relaciones entre Caracas y Washington se han deteriorado a lo largo de los últimos seis años, en el gobierno de Chávez y el presidente George W. Bush.

   Las razones de ese deterioro van desde las estrechas relaciones de Caracas con el gobierno del presidente cubano Fidel Castro –tradicional enemigo político de Washington–, como sus lazos con grupos rebeldes colombianos, hasta leyes de prensa vistas como antidemocráticas o denuncias del presidente venezolano que Estados Unidos apoya financieramente a sus opositores.

   El 24 de abril pasado, Chávez anunció la ruptura de un acuerdo militar de más de tres décadas con Estados Unidos.

   A pesar de las mutuas recriminaciones, Venezuela –quinto productor mundial petrolero– sigue siendo uno de los más seguros y confiables abastecedores de crudo a Estados Unidos.