Lula predice en Nigeria un futuro de prosperidad para África

LAGOS. AFP. El ex presidente brasileño Luis Ignacio Aula da Silva estimó hoy en Lagos que África no desaprovechará sus posibilidades de prosperar en el siglo XI y sugirió un declive de la influencia occidental en el mundo.  

Aula se expresaba en la capital económica nigeriana junto al presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, en una conferencia sobre la lucha contra la pobreza.

 En un repaso a sus mayores éxitos como presidente de Brasil, entre 2003 y 2010, Lula consideró que había adquirido conocimientos que le gustaría compartir con los dirigentes africanos.

“Le debemos mucho a África”, declaró ante un auditorio de dirigentes políticos y grandes empresarios en una cumbre organizada por la revista The Economist, al evocar los vínculos históricos entre el continente negro y Brasil, un país con millones de habitantes con raíces africanas.  

Según Lula, el continente más pobre está viviendo “un momento histórico, las democracias se encuentran en plena consolidación” en la mayoría de esos Estados.  

“El XIX y el XX han sido los siglos de Europa y Estados Unidos, el final del siglo XX ha sido chino”, declaró, “pero el siglo XXI, ni África ni América del Sur dejarán escapar su oportunidad”.

 Para Lula, estas regiones emergentes no piden ningún “favor” a las economías más avanzadas, solo inversiones y una oportunidad para demostrar sus “competencias”.  

El presidente nigeriano citó el modelo brasileño como ejemplo a seguir para luchar contra la pobreza en el país más poblado de África, y primer productor continental de petróleo, donde la mayoría de la población sigue viviendo con menos de dos dólares diarios.  

Sin embargo, Nigeria sigue corroído por la corrupción, y algunos consideran que Jonathan ha tomado pocas medidas para combatirla.  

“No hemos realizado lo que ha realizado Brasil, pero vamos en la buena dirección”, estimó por su parte la ministra de Finanzas, Ngozi Okonjo-Iweala, una de las personalidades nigerianas felicitadas con frecuencia por sus esfuerzos en materia de lucha anticorrupción.  

La intervención de Lula se produce después de la visita a Nigeria de la presidenta brasileña, Dilma Roussef, el mes pasado.  

La petrolera brasileña Petrobras invirtió cientos de millones de dólares en Nigeria en los sectores del carbón, petróleo y gas natural, así como en energías renovables.  

Nigeria es el primer socio africano de Brasil, con unos intercambios bilaterales que pasaron de 1.500 millones de dólares en 2002 a 9.000 millones en año pasado.