Machado da más crédito a defensa que a su bateo

NUEVA YORK. Con solo 21 años de edad y recién cumplidos, el dominicano Manny Machado ha registrado una de las más impresionantes actuaciones en la primera mitad de la temporada del 2013 de las Grandes Ligas.

El jovencito de los Orioles de Baltimore llegó a la pausa del Juego de Estrellas con 38 dobles, lo que representa el segundo mayor total para esta fecha desde 1921.

También tiene un promedio de .310 y amenaza seriamente la marca de 67, de Earl Webb en 1931.

Pero a pesar de sus grandes proezas ofensivas, Machado piensa más en otra faceta de su juego como la más importante.

“La defensa es grande, porque la defensa te gana juegos”, dijo Machado luego de su participación en el Juego de Estrellas, en el Citi Field. “Creo que la defensa fue lo que me ayudó a llegar a las Grandes Ligas”.

Y Machado dejó ver su ágil guante en la tercera base durante el Juego de Estrellas, con una jugada que llamó la atención de muchos. “Fue algo de rutina, lo que pasa es que cogió un rebote extraño al final y lo hice ver más difícil de lo que era”, bromeó.

Por ahora, Machado sabe que tiene mucho que aprender, pero lo que ha hecho hasta la fecha está mucho más que bien.

LAS CLAVES
1.  Amor por el juego

El antesalista ha mostrado tener amor y respeto por el juego, pese a su tierna edad de 21 años.

2.  Defensa
El jugador de padres dominicano, pero que nació en los Estados Unidos, ha enseñado tener una gran precisión a la hora de fildear, virtud que ha hecho que desde ya los fanáticos más viejos de la ciudad de Baltimore comiencen a mirarlo como una fotocopia del  Brooks  Robinson.