Macri ante el desafío de iniciar con ajuste su gobierno en Argentina

Mauricio Macri Ar

El designado ministro de Energía, Juan José Aranguren, expresidente de la petrolera angloholandesa Shell, anticipó subas de tarifas para los servicios de electricidad y gas, aunque prometió sostener subdidios para sectores desfavorecidos.

El gobierno electo considera que se deben reducir o eliminar subsidios a las tarifas de transporte, electricidad, gas y agua potable debido a su peso en el gasto público.

“Tenemos que ir a un sistema (de tarifas) que sea sostenible en el tiempo y en el que se recuperen costos de la generación, producción, transporte y distribución”, dijo Aranguren. “Haremos un cruce de información sobre el poder adquisitivo, capacidad contributiva y consumo energético para estar seguros de que no vamos a afectar a aquellos que no están en condiciones de pagar más”, prometió.

El déficit energético es otro de los problemas que enfrentará el nuevo gobierno con el verano austral a poco de comenzar, cuando los apagones son frecuentes. “Las inversiones que no se hicieron en los últimos años no se pueden hacer en días, por lo que no va a haber ninguna respuesta mágica para lo que pueda pasar en el verano”, anticipó Aranguren.

Paraguas sindical. Frente a los anuncios de aumentos de tarifas, ya empezó la remarcación de precios, sobre todo en alimentos. En este marco de ajuste y devaluación, la pérdida del poder adquisitivo del salario es una papa caliente para un gobierno liberal de derecha cuya alianza con el mundo sindical aún está en pañales.

El designado ministro de Trabajo, Jorge Triaca, propició reuniones con los principales dirigentes sindicales en busca de respaldo. La cartera es garante de acuerdos salariales anuales entre trabajadores y empresas para paliar la inflación y sostener el consumo, vital en los doce años de kirchnerismo.

“Les vamos a pedir a todos los sectores que a la hora de negociar (salarios) tengan en cuenta el proceso productivo y tirar hacia adelante la economía. El tema central va a ser la productividad”, adelantó sobre el espíritu del nuevo gobierno. sa/pb/gm Argentina-gobierno-economía-macroeconomía