“Mad Men”, los últimos episodios de una serie que marcó la cultura popular

Jon Hamm

LOS ANGELES. AFP. – Los últimos episodios de “Mad Men”, una serie de televisión que con los años se ha vuelto de culto, llegan a la pantalla chica la semana próxima para cerrar una saga que marcó la cultura popular más allá de las fronteras estadounidenses.

La segunda parte de la séptima temporada de “Mad Men”, un retrato de un grupo de publicistas neoyorquinos en los años ’60, será difundida en Estados Unidos por el canal AMC a partir del 5 de abril.

Sin revelar la trama de los últimos episodios, Jon Hamm dijo en una conferencia de prensa en Los Ángeles que su personaje, el seductor y misterioso Don Draper, “había intentado construir varios hogares sobre fundaciones muy agrietadas y debe enfrentarse a estas grietas antes de intentar reconstruirse de nuevo”.

En el momento de su lanzamiento en 2007, la serie de época que desarrolla lentamente las intrigas y la profundidad psicológica de sus personajes, fue una especie de ovni en el paisaje televisivo estadounidense, entonces ocupado por programas policiales, de acción o de misterio como “24”, “Lost” o “Dexter”.

El programa piloto escrito por Matthew Weiner, creador de la serie, fue rechazado por canales de cable como HBO y Showtime antes de aterrizar en AMC, una cadena hasta entonces casi desconocida.

Si bien los antihéroes ya poblaban las series estadounidenses desde hacía más de diez años (con el mafioso Tony Soprano, el asesino Dexter y el narcotraficante Walter White), en “Mad Men” casi todos los personajes están llenos de defectos.   Incluso la valiente Peggy (Elisabeth Moss) comete ocasionalmente actos de moral condenable: adulterio, traición, mentiras y abandonos.