Madres Esplendorosas
Iluminan el camino de la Esperanza

Fotografías: Héctor Báez yFuente Externa

Teresa Julio de Santos
“Obras son amores y no buenas razones”

Teresita de Santos es un auténtico ejemplo de amor al prójimo. Un amor que no se queda en buenas razones, sino que se traduce en obras reales, tan palpables como el rostro de los niños que han sido tocados con su manto protector. Obras que son ejemplos de lo que podemos lograr cuando todos nos comprometemos con un mismo fin, y cuando logramos entender que el sufrimiento de los que no tienen nada no es ajeno a nosotros, sino que forma parte vital de nuestro compromiso con los demás.

Su amor incondicional y su entusiasmo contagioso con las causas en las que cree firmemente, sólo son comparables con el amor de madre.  Un amor que no se cuestiona el destino de su generosidad o si será reconocido. Un amor que tan sólo ve el bien de sus retoños, por encima de todo, salvando cualquier obstáculo y haciendo cualquier sacrificio.

Teresita es madre de tres hermosos y creyentes hijos: Tamara (casada con Pedro Álvarez), José Rafael y Armando Oscar. Pero, a pesar de que en ellos ha derrochado todo su esmerado amor, educación y cuidados, ella  expande sus alas protectoras, cual ángel guardián,  para acoger a cuantos pueda en su abrazo de amor.

Su familia es un verdadero ejemplo de unión y fe en Dios.  Su esposo y sus hijos reflejan la luz de aquellos bendecidos por el Señor, agradecidos de todo lo que han recibido de su Creador, pero convencidos de que su misión va mucho más allá de las paredes de su hogar, para cumplir con el mandato bíblico de “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

La Fundación Banco de la Esperanza, de la cual es Presidenta y de donde se canalizan todos los proyectos en bien de diferentes instituciones o acciones filantrópicas, es esencialmente eso: Un espacio lleno de Esperanza para aquellos necesitados de fe, porque solo a través de la fe, es posible dar con amor y recibir a plenitud. Mesas Esplendorosas es su más esplendorosa manifestación de lo que es posible lograr con la solidaridad. En esta, su 6ta. versión, Teresita ha querido ampliar a dos días este maravilloso esfuerzo, dedicando además, una noche a ofrecer un merecido reconocimiento a diferentes damas de nuestra sociedad que son verdaderos ejemplos, callados y discretos, del éxito más importante que pueda exhibir una mujer: ser Madres ejemplares. Por eso, hemos querido titular esta edición especial de las madres, con el título de Madres Esplendorosas, porque cada una de ellas, es un cirio encendido en cada uno de sus hogares, derrochando la luz del ejemplo, del conocimiento, de la tolerancia, del perdón, de la comprensión, de la alegría y del amor. Una luz, que a pesar del tiempo permanece intacta,  y como antorcha olímpica, pasando sus buenos ejemplos a las futuras generaciones y convirtiéndose de esta manera, en la verdadera esperanza de nuestra sociedad.

Disfruten pues, de esta entrega dedicada a todas las madres dominicanas, a través del reconocimiento del ejemplo de vida, y de discreta grandeza de estas 16 madres dominicanas, quienes, al igual que Teresita de Santos, han hecho suyo el acróstico de la mujer ejemplar, que tan magistralmente se narra en Proverbios 31, 10-31.

“Sean reconocidos sus logros y públicamente, alabadas sus obras”

¿Cómo y por qué nace la Fundación Banco de la Esperanza?

Desde muy joven he tenido debilidad por los niños y siempre he estado involucrada en obras sociales a beneficio de los más necesitados desde cualquier lugar donde me encontrara. Cuando trabajé en el colegio, involucraba a todo el alumnado a realizar diferentes obras sociales. Cuando mi esposo realizó su internado y pasantía como médico, lo realizábamos en los lugares que le tocaba cumplir sus compromisos y así fui palpando la necesidad de nuestro pueblo, tanto de educación como de bienes materiales. Al transcurrir de los años, nos unimos un grupo de amigos y familias e iniciamos grande fiestas de Navidad para diferentes asilos y orfanatos, con música, show, regalos, etc.,  hasta que un día, Sor Angela, una monjita del Hospital Santo Socorro “me ubicó” y me dijo: ¨ Teresita, los niños no necesitan sólo un día al año, necesitan todos los días… Un niño enfermo no puede jugar, lo que necesita es leche y comida¨.  Sus palabras atravesaron mi alma y nos confrontó con la verdadera realidad. A partir de ese día nace el “Banco de Leche”  para suplir de este alimento a varias instituciones. Luego nos fueron llegando diferentes tipos de donaciones, tales como coches, cunas, sillas de ruedas, etc. , y así fue que cambiamos el nombre por ¨Banco de la Esperanza¨.

Con el objetivo de  crear un hogar para los niños en situaciones de riesgo (niños de la calle) nos constituimos en Fundación Banco de la Esperanza Inc. por decreto presidencial. De esta manera ya podríamos realizar actividades para recaudar fondos formalmente.

¿Qué metas u objetivos pretendía alcanzar y qué realizaciones puede exhibir hoy?

Nuestro objetivo ha sido siempre apoyar a la niñez en cualquiera de las áreas que lo necesite, principalmente en salud y educación. En este largo transcurrir hemos aportado muchos granitos de arena en todo nuestro país tales como operativos médicos, con medicinas, alimentos y bienes en los huracanes y/o tormentas que han azotado nuestro país; Banco de Leche y alimentos que han suplido a mas de 12 instituciones de niños y ancianos; la Creación del Hogar de la Esperanza, el cual fue donado a Villa Bendición; el Proyecto de Ayuda al niño quemado, en alianza con la corporación de ayuda al niño quemado Cooaniquen, en Santiago de Chile; el proyecto “sienta un niño en la escuela”, en alianza con la comunidad San Ignacio de la CVX, donando más de 1,000 butacas a las escuelas de Fe y Alegría en diferentes pueblos del país; apadrinamientos de personas con enfermedades catastróficas; y donaciones a instituciones que realizan gran aporte a la sociedad.

El evento ya tradicional y esperado de “Mesas Esplendorosas”, ¿Cómo surge y con qué fines?

Surge de la necesidad de adquirir fondos para la realización de nuestros sueños: un hogar para los niños en situaciones de riesgo. Mi área profesional es la coordinación de eventos y mantengo una linda relación con todos mis colegas y suplidores, y se me ocurrió que si nos uníamos y cada uno aportaba sus conocimientos, podríamos crear una tarde maravillosa y así podríamos recaudar los fondos para nuestros proyectos. Nuestro lema ha sido “De la unión nace la fuerza”, un gran ejemplo de que cada uno brilla con luz propia y juntos formamos el firmamento.

En este evento se involucran decoradores, compañías de alquileres, música, bebidas, camareros, maestros de ceremonias, etc., y todos  lo hacen gratuitamente y como ofrenda agradable a Dios.

La primera “Mesas Esplendorosas” se realizó en el año 2000 en el Museo de las Casas Reales y las demás han sido en el Santo Domingo Country Club.   La de este año es la VI Versión.

¿Qué significado tiene para usted hoy este evento?

Tiene un significado emocional y espiritual muy grande. Veo la mano de Dios cómo se mueve y va colocando cada cosa en su lugar. El es quien va fluyendo y poniendo las pautas como quiere que se realice. Lo que más me llena el corazón  es ver a todos mis compañeros y amigos hacer este evento suyo y colaborar en todo lo que sea necesario, para que el evento sea un éxito. Es un evento tan especial que las personas y compañías nos llaman para colaborar.

Lo más bello del evento, no es el día de la realización, sino la preparación del montaje, donde los participantes en su mayoría comparten ideas, elementos, se ayudan unos con otros y desde ahí, empieza la solidaridad, todos con el mismo fin de aportar un granito de arena para la niñez dominicana.

Con seis años montando este evento, y un hermoso libro de colección que recoge este singular esfuerzo de nuestros decoradores, ¿Cómo se siente y qué espera en esta nueva versión correspondiente al 2009?

Me siento muy agradecida y a la vez muy complacida de poder proyectar el gran talento de todos nuestros profesionales. Este libro va caminando por el mundo dando un gran ejemplo: lo que son capaces de hacer los artífices del arte, mostrando maravillosas creaciones a beneficio de los más necesitados.

Esta versión 2009, viene con una nueva modalidad de dos días, para que mayor cantidad de personas pueda asistir y disfrutar del mismo, incluyendo hoy sábado  23 de mayo, para que las personas que trabajan en la semana tengan la oportunidad de disfrutarlo. Además, hemos querido rendirles honor a las madres dominicanas, haciéndoles un reconocimiento a 16 madres ejemplares.

¿Bajo que parámetros fueron seleccionadas estas damas?

Basada en la experiencia vivida con la convivencia de los niños que apadrina nuestra Fundación, hemos podido constatar que la ausencia de la madre en el hogar, el descuido  y/o abandono de sus hijos, muchas veces por la misma falta de educación, ó la irresponsabilidad de la familia de asumir su rol, es lo que lleva a la descomposición de la familia en la sociedad. Los niños que vemos en la calle deambulando, son frutos de esa situación. Lamentablemente, hay madres que aún creen que el “maná” les caerá del cielo, y escogen las formas “más fáciles”  para vivir sin pensar en las criaturas que engendraron en su vientre.

Las damas que hoy hemos escogido, son madres que han sabido marcar la diferencia. La mayoría con un bajo perfil, se han dedicado a ser el eje de su hogar, guiando, orientando y orando por sus hijos, tolerándolos con sus virtudes y defectos, sosteniéndolos en las caídas y celebrándole los éxitos, entregándoles todo su amor, reflejando una sonrisa o tragándose sus lagrimas en una almohada escondida. Madres que han logrado a base de esfuerzo y dedicación, cosechar hoy los grandes frutos de su abnegación, siendo además, compañeras fieles de sus esposos quienes hombro con hombro, han venido desde abajo, trabajando con dignidad y tesón, hasta hoy poder reflejar una familia ejemplar. Y si vemos sus semblanzas, en casi todas coincide la clave de su éxito: la fe en Dios.

Esta edición de ES está dedicada a todas las Madres en su día, ¿Cómo definirías el papel de una madre ejemplar y qué mensaje le enviarías a las madres dominicanas?

Ser una madre ejemplar es una de las tareas más difíciles.  Hay un refrán que dice que “cada niño viene con su pan debajo del brazo…” pero cuando lo recibimos nos damos cuenta de que  se le olvidó traer el manual de funcionamiento.

Claro está,  que apoyadas en la Biblia, el gran manual de la vida, donde el Señor lo tiene todo escrito, nos permite que aprendamos a ser madres en el camino, día a día, obteniendo logros y cometiendo errores.  Lo importante es seguir adelante, aprender de cada caída, ser firmes con nuestros principios, siempre siendo conciliadoras y estando presentes apoyando a nuestros hijos en todas las circunstancias. Sobre todo, orando en todo tiempo y entregándoselos a Dios, ya que a El le pertenecen. No seremos perfectas,  pero si los educamos con la Palabra de Dios, de seguro les dejaremos un gran ejemplo y unas bases sólidas.

Mi mensaje a las Madres Dominicanas… ¡No te rindas! ! !, Ser madre y mantener una familia unida es un gran reto. Solo se logra dependiendo 100% de Dios y su inmensa misericordia, que son nuevas cada día. Edifica tu hogar sobre la roca, que es Cristo, y no importa que vengan tempestades, ¡El siempre nos sostendrá! Si así lo haces,  cumplirás con esta bendición y compromiso de ser Mamá. ¡Dios les bendiga grandemente !!!

Algo más de Teresita de Santos

Está casada con el Dr. José Rafael Santos Batista

Tiene tres hijos: Tamara y Pedro Alvarez, José Rafael y Armando Oscar Santos Julio

Es propietaria del Grupo Empresarial SantJulio, S. A., con sus marcas: DecoBuffet * Centro de Comida Empresarial * Sabrositos Gourmet y DecoBuffet al Grill

Es presidenta del Grupo Empresarial SantJulio y Presidenta de la Fundación Banco de la Esperanza

Junta Directiva

Fundación Banco de la Esperanza, Inc. 2008-2011

Sra. Teresa Julio de Santos / Presidente

Sra. Rebeca Simó de Tactuk / 1ra. Vice-Presidente

Sra. Manuela González / 2da. Vice-Presidente

Sra. Sandy Pou de Fernández / Secretaria

Sra. Sarah Viñas de Soñé / Tesorera

Sra. Laura De Castro de Soto / Vice-Tesorera

Sra. lraima Capriles / Vocal Asesora Legal

Sra. Carmen Bergés de Amaro / Vocal Asesora

Psicología

Sra. Vielka Julio de Naranjo / Vocal Consejo Directivo

Sra. Tany Méndez / Vocal Consejo Directivo

Sra. Carmen Rosa Heinsen de Pellerano / Vocal

Consejo Directivo

Sra. Tamara Santos de Álvarez

Sra. Fátima Fernández de Alcántara

Sra. María Cristina de Ponce de León

Sra. Victoria Acosta de Méndez

Sra. Laura Martínez

Sra. Mónica Arbaje de Madera

Sra. Patricia Ortori

Sra. Cecilia Estevez de Malespín

Ligia María Viuda Moreno
“Hay que hay que saber dejar en sus hijos valores como el trabajo,  amor y apego a la naturaleza”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

Una buena unión con mi compañero, con un apoyo completo para lo que el soñaba y creaba para su país y la naturaleza, transmitiéndole estos mismos valores a sus hijos.

¿Qué mensaje le puede enviar a las madres en su día?

Unirse a su compañero sin el deseo de competir, sino de estimular y apoyar todo lo que él emprenda.

Nació el 21 de Julio de 1924, en la hermosa ciudad del Jaya, San Francisco de Macorís. Desde muy joven se dedicó a la educación en su pueblo natal, carrera que tuvo que abandonar al contraer nupcias en 1950 con el doctor Alfonso Moreno Martínez (fallecido), para dedicarse a colaborar y ayudar a su esposo.

El matrimonio procreó 5 hijos: Jaime, Jesús, Ana Angélica, José y Amparo (está última fallecida), formando a su vez una gran familia, muy unida, cimentada en valores e integrada en la actualidad por sus hijos, yernos y nietos.

Sus hijos la definen como eficiente colaboradora, humilde y siempre eficaz al lado de una persona visionaria e idealista, siendo ella una ejecutora silenciosa y siempre dejando a un lado el protagonismo. Junto a su esposo, luchó en cada empresa en que se embarcaba en San Francisco de Macorís: Librería, Cafetería y donde surge la primera Heladería Bon.

En la actualidad, doña Ligia cuenta con 85 años y aún a su edad, sigue trabajando incansablemente a favor de la empresa familiar Helados Bon, en la defensa del Medio Ambiente, a través de la Fundación Loma Quinta Espuela en San Francisco de Macorís y promoviendo además, la siembra de Macadamia, como una gran alternativa en la Reforestación Productiva, que beneficiará a muchos campesinos y productores dominicanos. En ella se ha hecho realidad, el ejemplo acuñado por su difunto esposo, Don Alfonso Moreno Martínez:

En corto:

Un libro ES: Una guía para aprender.

Un lugar pendiente por visitar ES:

No tengo ilusión por ninguno, todo lo que conocí de este mundo con mi esposo, me dejó complacida.

Un sueño por realizar ES:

Continuar la felicidad de mis hijos, y lograr que ellos hagan lo mismo con los suyos.

Un buen recuerdo ES:

Mis 53 años al lado de mi compañero y ver crecer mis hijos llenos de nuestro amor.

Una frase de batalla ES: “Con amor todo se resiste”.

Ser madre Es:

La felicidad de tener todos sus hijos y enseñarles los buenos

valores espirituales y modales con nuestro ejemplo.

Mi familia ES:

Lo que me da vida y la inmensa satisfacción de sentir la gran comprensión y armonía de mi familia.

María Consuelo de Ferrúa
“Hay que dedicarles más tiempo a nuestros hijos. Todos los males del mundo tienen su base primordial en la falta de madres en los hogares. Disfruten con ellos todas las etapas de sus vidas, compartir alegrías y tristezas, aconsejándolos en sus primeras inquietudes durante la adolescencia, para que luego, con nuestros consejos, sepan volar en la vida”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

He tratado de mantener mi familia unida a través de los años

realizando siempre una labor conciliadora, escuchando y buscando soluciones a los problemas, siempre con amor.

¿Cuál es el mejor ejemplo que le puede dejar a sus hijos?

El mejor ejemplo que le puedo dejar es haber dedicado mi vida, en cuerpo y alma, a su educación y crianza y estar siempre ahí cuando me necesitan.

Nació en Santo Domingo el 27 de diciembre  de 1944, hija de Bonifacio Rodríguez y Consuelo Koussa. Contrajo matrimonio el 12 de enero de 1963 con Antonio Manuel Ferrúa y de ésta unión nacieron cinco hijos: Gina María, Freddy Antonio, Claudia Teresa, Antonio Manuel y Francesca María.

María Consuelo, o “Consuelín”, como le dicen cariñosamente, ha formado junto a su esposo un matrimonio ejemplar, siempre dedicado a la buena educación de sus hijos, de los cuales se sienten muy orgullosos, por haber formado hombres y mujeres de bien, trabajadores y con principios morales y religiosos muy arraigados.

Además de su labor de madre y esposa, tuvo tiempo para la labor social y llegó a ser parte de la fundación del Movimiento Familiar Cristiano. Además, trabajó por 14 años en el Voluntariado de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, ocupando en varias ocasiones cargos de vicepresidenta y tesorera de ésta entidad.

Para ella, su principal labor ha sido ser: hija ejemplar, esposa fiel, abnegada madre y una gran abuela.

Sus seres queridos la definen como una persona cariñosa, de temperamento alegre, optimista, comprensiva, conciliadora, creyente cristiana con gran devoción Mariana y teniendo siempre a la Sagrada Familia como centro de su corazón y hogar.

En corto:

Un libro ES.. La Biblia

Un lugar pendiente por visitar ES.. Jerusalén

Un sueño pro realizar ES.. Tener más tiempo para acción social

Un buen recuerdo ES.. Mi niñez

Una frase de batalla ES.. “Señor, dame tu paz”

Ser madre ES.. Abnegación y servicio

Mi familia ES.. Mi orgullo y tesoro

Ela de Rizek

“El mejor ejemplo que le puedo dejar a mis hijos es la unión familiar y el respeto del uno al otro”

¿Cómo ha mantenido su familia unida a través de los años?

Dedicándome a ellos a tiempo completo, inculcando los verdaderos valores como son el perdón, la humildad y el respeto a los demás entre otros.

 ¿Qué mensaje le puede enviar a las madres en su día?

Que sigan sembrando en sus hijos la mejor educación hogareña sin desmayar, enseñándole cada día el valor de la familia.

Nació un 29 de febrero en Santiago de los Caballeros. hija del matrimonio de Julián J. Sued y Rosario Eloy de Sued.

Contrajo matrimonio en el año 1965 con el señor Héctor José Rizek Llabaly, oriundo de San Francisco de Macorís.

Luego del nacimiento de Ela Sarah, llegaron tres más: Héctor José, Roxanna y Samir.

 Afirma con orgullo que  “mi madre, la cual admiré toda su vida, le debo todo lo que soy, sus enseñanzas y su entrega, por lo cual tengo que recordarla todos los días y agradecer al Todopoderoso por haberla tenido como madre. Mi padre, abogado en ejercicio a la vieja usanza, supo combinar sabiamente el afecto y la rectitud. Esto, sin ninguna duda, ha inspirado mi andar”.

La señora Ela tiene doce nietos, seis varones y seis hembras, con los cuales comparte todos los logros, anhelos y metas. “Siempre he creído que todavía se pueden formar familias saludables.

Opina que los padres que han formado una familia educada, trabajadora y digna, cuentan con unas riquezas inestimables en sus hogares. No hay placer más puro que contar con descendientes que son ejemplos para la sociedad en que viven. “Dejo constancia de que la familia será, hasta que habite en la tierra, mi razón de vivir”.

En corto:

Un libro ES .. 

Si aprendes a quererlo como a los amigos, son tan fieles que ni la soledad ni el aburrimiento te preocuparán jamás.       

 Un lugar pendiente por visitar  ES.. Londres    

 Un sueño por realizar ES..

Que todos los niños tengan un hogar feliz

 Un buen recuerdo ES.. El nacimiento de mis hijos

 Una frase de batalla  ES.. 

“Con  amor de Dios, perseverancia y paciencia logramos lo que nos propongamos” 

Ser madre Es.. Entrega, abnegación, ternura y heroísmo

Mi familia ES.. “Mi razón de ser”

Elsa de Brache
“Un hogar se forma con disciplina y amor”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

 Son cuatro cosas muy importantes: nuestro ejemplo, el amor, diálogo, y buenos principios.

¿Qué mensaje le puede dar a las madres en su día?

 Que es un don maravilloso que Dios nos ha otorgado y que debemos corresponder a ello con sacrificio, amor, comunicación y manteniendo el hogar como eje principal para la educación de nuestros hijos.

Nació en Santo Domingo el 25 de noviembre de 1937. Hija de la señora Carmen Luisa Bonilla Paradas y del político Virgilio Álvarez Sánchez. Es la segunda de los seis hijos que tuvo el matrimonio Álvarez Bonilla. Hizo sus estudios primarios en el Instituto de Señoritas Salomé Ureña en Santo Domingo y posteriormente viajó a Washington DC para asistir al Mount Vernon Collage for Women. A su regreso, un año después, conoció a quien hoy es su esposo, el doctor Julio Antonio Brache Arzeno con quien contrajo matrimonio en 1958.

Dos años más tarde, Brache Arzeno, cirujano de profesión y entonces Director del Hospital Moscoso Puello, incursionó en el negocio de los lácteos con la adquisición de varias vacas. Doña Elsa ayudó a su esposo en el nuevo negocio desde el principio. La leche que producían la comercializaban en el sector donde vivían y pronto empezaron a tener demanda de barrios aledaños. En 1965, al estallar la revolución y la ciudad estar acordonada, no se vendía toda la leche ordeñada en el día, situación que aprovechó doña Elsa para comenzar a fabricar quesos de hoja, creando así, a fuerza de superación, creatividad y empeño, una de las primeras queserías caseras de Santo Domingo. Esta industria abasteció a muchos hogares de la zona durante aquella difícil época.

Pionera en el negocio de la comercialización de leche, y fiel creyente de la visión de su esposo, lo apoyó incondicionalmente en la organización de la primera industria lechera del país, Pasteurizadota Rica, hoy Grupo Rica.

Para doña Elsa, un hogar se forma con disciplina y amor. Su mayor orgullo es ser madre se sus hijos a los que junto a su esposo, les ha transmitido con el ejemplo, los valores que considera esenciales para el ser humano: amor al prójimo, humildad, responsabilidad y dedicación al trabajo. Tienen cuatro hijos: Julio Virgilio, Braulio José, Carmen María, Pedro Guillermo y Elsa Julia, y la vida la ha premiado con cuatro más Gazhir, Elizabeth, Alfredo y Jazmín. Tiene 11 nietos a los cuales dedica parte de su vida.

Hoy día comparte su tiempo entre su familia y las instituciones de ayuda que han creado, de las cuales es la espina dorsal: Fundación Rica y Fundación Brache Álvarez.

En corto:

Un Libro ES.. Alimento para la vida.

Un Lugar por visitar ES.. Praga

Un Sueño por realizar ES.. Que todos nos unifiquemos en la Paz.

Un Recuerdo ES.. El día de mi boda.

Una Frase ES.. “Haz el bien y no mires a quién”.

Ser Madres ES.. Una bendición de Dios.

Mi Familia ES.. El mejor premio que Dios me podía dar.

 

Ana Antonia Haché
“El  servicio y la entrega a los demás, el trabajo y el amor por la familia son el ejemplo de vida que quiero legar a mis hijos y sus descendientes”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

A través del amor que se manifiesta en cada acto cotidiano. Por esto, los domingos nos reunimos a compartir en familia y a disfrutar de una buena comida que con esmero he planificado y preparado.

Además, estoy presente en cada evento importante de mis hijos, nietos y biznietos.

¿Qué mensaje le puede enviar a las madres en su día?

Que fortalezcan su autoestima a través de su preparación espiritual e intelectual. Además, les aconsejaría que no escatimen sacrificios por la educación. También deben recordar la importancia del servicio a los demás, a la juventud y a las personas de la tercera edad.

Emprendedora, dinámica, disciplinada, original y preactiva, son características que definen su personalidad. Se lanza a nuevos proyectos y se compromete con ellos de principio a fin. Es moderna, actualizada y de acciones al servicio de la comunidad, lo que la ha llevado a participar activamente en distintas instituciones tales como el Club Noel, la Pontificia Universidad Madre y Maestra, la Asociación de Scouts Dominicanas y el Hospicio San Vicente de Paúl.

No se ajusta al esquema tradicional de empresaria, sin embargo, posee un talento gerencial innato y una creatividad que la hace adaptarse a su entorno actual, aportando soluciones pragmáticas, capaces de gestar y llevar ideas por el camino adecuado. Su gran empresa ha sido la fundación de la Asociación de Guías Scouts Dominicanas. En los albores de la democracia nacional, cuando aún se pensaba que las niñas y jóvenes estaban hechas únicamente para las labores domésticas, creyó en las potencialidades de la mujer para la vida al aire libre y para el servicio comunitario y no sólo vislumbró la idea, sino que la hizo crecer por todo el país, formando grupos en distintas provincias y entre una gran diversidad de grupos socioeconómicos y culturales.

Desde pequeña vivió en un ambiente de aspiraciones intelectuales y profesionales. Con los años, comprendió en su acertada dimensión, el lema, tantas veces repetido en su hogar, de que nada de mérito se obtiene sin esfuerzo. De ahí que luchó con empeño y en equipo para conseguir las metas que se propuso.

Ha sido una gran lectora y fue precisamente esta cualidad la que la lleva a tratar al joven libanés Jean Antonio Haché Zombi, y ha comentar con él las obras de Kalil Gibran, de los clásicos franceses, del siglo de oro español y de otros tantos autores ingleses y norteamericanos. De esta afición surge el amor y de ahí una nueva familia: Ana Margarita, Katingo, Jean Antonio, Mauricio y Raymundo, todos profesionales innovadores, que han aportado al país desde la educación, la ingeniería, el derecho y la administración de empresas. Todos felizmente casados con: Rafael Emilio, Alejandro, Gipsy, Marina y Mary. Tiene en la actualidad, 16 nietos, quienes la catalogan como una mujer con un gran espíritu empresarial, merecedora de un reconocimiento por su optimismo, su capacidad de vencer el miedo, su gran persistencia, su autenticidad, su carácter innovador y su deseo de aprender y vivir actualizada.

En corto:

Un libro ES.. Un buen amigo y un gran acompañante

Un lugar pendiente por visitar ES.. Japón

Un sueño por realizar ES..

Publicar un libro de recetas a beneficio de la Asociación de Guías Scouts Dominicanas, además de continuar viajajando junto con mis hijos, nietos y biznietos

Un buen recuerdo ES.. Mi esposo, Jean

Una frase de batalla ES.. “Siempre lista”

Ser madre ES.. Una gran dicha que exige entrega y amor

Mi familia ES.. Lo más importante de mi vida

Diluvina de Valenzuela
“El mejor ejemplo que le puedo dejar a mi hijo es la honradez y la perseverancia”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

He mantenido la familia unida porque siempre he tenido presente la comunicación, la tolerancia y el amor

¿Qué mensaje le puede enviar a las madres en su día?
Que deben ser amorosas con sus hijos, no deben ser autoritarias por que las actitudes dominantes provocan muchos problemas

La señora Diluvina Mambrú de Valenzuela nació en Santo Domingoel 17 de octubre de 1959. Es graduada de licenciada en Contabilidad de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

En el año 1988 contrae matrimonio con Julio César Valenzuela. De esta unión nace Julio Ernesto, Conformando una hermosa familia.

En el año 2003, un cruel acontecimiento cambió sus vidas al su hijo recibir quemaduras de segundo y tercer grado en el 33 por ciento de su cuerpo, quedando Julio Ernesto con sus brazos y manos totalmente inutilizadas.

Desde ese fatídico día Diluvina deja su trabajo y con todo su amor y abnegación se  dedicó a su hijo a tiempo completo, ya que a la corta edad de los 14 años, no podía valerse por sí mismo. Pero a pesar de todos estos problemas, siempre ha mantenido su sonrisa, humildad y fe en Dios.

En el año 2004, la Fundación Banco de la Esperanza toma el caso de Julio Ernesto y le brinda todas las oportunidades de rehacer y rehabilitar sus manos, recibiendo su primera operación en el Centro Médico del Caribe por el doctor Marcos Núñez y luego fue referido al Hospital de Ayuda al Niño Quemado (COANIQUEM), en Santiago de Chile, donde Diluvina y Julio Ernesto son muy queridos por todos los especialistas que los tratan y la definen como una madre excepcional, abnegada, dispuesta, con una fina educación, brindando respeto y cariño para todo el que la trata.

En corto:

Un libro ES..

Un  amigo que al leer sus páginas producen cualidades como el amor, gozo, paz y gran paciencia.

Un Lugar pendiente por visitar ES..

La Bahía de Samaná y contemplar las ballenas.

Un sueño por realizar ES..

Ver a mi hijo hecho todo un profesional exitoso.

Un buen recuerdo ES..

Aquel que nos provoca alegría.

Una frase de batalla ES..

“Se pierde la batalla pero no la guerra”

Ser madre ES..

 “Un don divino que hay que ejercerlo con responsabilidad”

Mi familia ES..

Después de Dios, lo mas importante, donde trato de mantener la unidad y la armonía.

Fior de Valdez

“Mi hijo es mi tesoro, mi regalo más preciado, la luz de mi vida”

¿Qué ha mantenido su familia unida a través de los años?

Considero, que el poder de la oración ha sido el eje fundamental para mantener la unión en mi familia, lo que nos otorga la fortaleza y esperanza para entender que el Señor obra grandes cosas, en medio de las pruebas.  Pienso que la tarea no es fácil, pero cuando uno cultiva permanentemente, el amor, la comunicación, respeto y tolerancia entre nuestros seres queridos, podemos contribuir a

fortalecer las relaciones familiares y enfrentar cualquier amenaza que atente contra la unión familiar.

¿Qué mensaje les puede enviar a las madres en su día?

Deseo expresarles que el mayor recurso que tenemos en la sociedad es la familia.  Por tanto, como padres, debemos estar siempre

atentos y alertas para guiar la evolución educativa de nuestros hijos, inculcándoles valores éticos y principios espirituales que fortalezcan su personalidad, con amor y comprensión, con firmeza de carácter, pero siempre a través del dialogo y el ejemplo.

Nació en San Francisco de Macorís en el seno de una familia humilde, donde aprendió desde pequeña el valor de la honradez y los beneficios de trabajar con miras a la excelencia, dos enseñanzas que le han dado grandes satisfacciones en su recorrido profesional y familiar.

Era la “sabionda” que ayudaba con las matemáticas a sus compañeras de escuela; la chica bella y decidida que se atrevía a participar en certámenes infantiles y juveniles de belleza; y la alumna sobresaliente que llegó a obtener la más alta calificación de su enseñanza, una de sus pasiones, junto con la economía, carrera profesional que escogió y le llevó desde muy joven a ocupar importantes posiciones, tanto públicas como en el sector privado.

Sus extraordinarios dotes estudiantiles llamaron la atención de alguien que combinaría su vida: Héctor Valdez Albizu, actual Gobernador del Banco Central, a quien conoció cuando salía apenas de la adolescencia y con quien ha estado unida por cuarenta y dos largos y felices años, cinco de novios y treinta y siete de casados.

“Héctor ha sido y es mi complemento perfecto”, dijo Fior hace poco en una entrevista, y ahora lo reitera, destacando las cualidades que despertaron y aún mantiene su gran amor por él:”Es un brillante y excepcional profesional, un trabajador incansable, de firmes y certeras decisiones”, afirma.

Sólo otra persona despierta en ella esta pasión: su hijo Héctor Manuel. Al mencionarlo, la voz de Fior pierde su parsimonia habitual y estalla con frases emocionadas que parecen llenar de colores el espacio. “Mi hijo es mi tesoro, mi regalo más preciado, la luz de mi vida”. No sólo lo expresa, deja además constancia de este fuerte sentimiento en las primeras páginas de su libreta, en la pantalla de su computador, en la despedida casual después de una llamada al extranjero donde Héctor Manuel busca seguir los pasos profesionales de sus padres.

En corto:

Un libro ES..”El regreso del hijo prodigo”

Un lugar pendiente por visitar ES..San Petersburgo

Un sueño por realizar ES..Tener en mis brazos a un nieto

Un buen recuerdo ES..La celebración de mis Bodas de Plata

Una frase de batalla ES..

“No lo dudes, si quieres ver el Arcoiris, deberás soportar la lluvia”

Ser Madre ES.. Amar de manera incondicional

Mi familia ES.. La motivación de mi existencia

Elsa de Lama
“El mejor ejemplo que les puedo dejar a mis hijos es respeto hacia los demás, amor
a su familia, y la importancia de la humildad y la honestidad”

¿Cómo ha mantenido su familia unida a través de los años?

 Enseñándoles con el ejemplo, la unión entre los hermanos, donde predomine el cariño y la tolerancia.  Dándole importancia a las reuniones familiares, compartiendo así, todos bajo el gozo del

disfrute, de estar el uno con el otro.  Enseñándoles que los

problemas y las alegrías de uno, es el de todos.

¿Qué mensaje les puede enviar a las madres en su día?

Que no nos olvidemos que lo primero en nuestras vidas deben ser Dios y nuestra familia, la cual debe nutrirse de la calidad de nuestro tiempo, valores y tradiciones familiares.

Nacida en Higüey, hija de Don Teófilo Haché y Doña Emilia Barsona, se casó con Don Mario Lama Nadal, procreando sus hijos: Pedro Mario, Pedro Teófilo, Pedro Juan, Elsa Rita, Elizabeth Emilia y Elizabeth Mariana Lama Haché.

Madre extraordinaria, con su coherencia y ejemplo de convivencia, pudo criar a sus hijos con su esposo en una atmósfera positiva, impregnada de valores donde jamás permitió que las desavenencias competitivas o rivalidades, penetraran en el hogar, fomentando así un nido amoroso, lleno de paz y sosiego, para así poder reunir a toda la familia.

La humildad que la caracteriza, aunque con el carácter propio de las mujeres que han servido de soporte a las grandes empresas familiares, cree fervientemente en la fuerza y el valor de los lazos de sangre. Y en su sabiduría y fortaleza interior ha sabido depositar en su esposo e hijos el protagonismo necesario para impulsar y mantener un emporio pujante de negocios que es en lo que se ha convertido “Plaza Lama”, poniendo al alcance de los diferentes sectores de la sociedad, la posibilidad de satisfacer la mayoría de sus necesidades con el mínimo de sus recursos económicos.

Ejemplo de trabajo constante, es a la vez miembro de diversas fundaciones e instituciones sin fines de lucro, a las que dedica gran parte de su tiempo ofreciendo su pasión, amor y corazón a labores altruistas, tratando de esa manera de ayudar a las personas más vulnerables en sus necesidades y a fomentar en ellas una vida más digna.

En corto:

Un libro ES.. Fuente de conocimiento

Un lugar pendiente por visitar ES..

El Santuario de nuestra Señora de Fátima en Portugal

Un sueno por realizar ES..

“Ver a mis nietos desarrollarse y triunfar en sus vidas”

Un buen recuerdo ES..Mi Madre

Una frase de batalla ES..

“Siento la presencia de Dios a nada le temo”

Ser madre ES..La bendición más grande del mundo

Mi Familia ES..mi mayor felicidad

Elsie de Haché
“Más que palabras, creo en el testimonio de vida. Con mi ejemplo, he tratado de inculcarles a mis hijos el valor de la honestidad, dominio propio y la importancia de ayudar a los demás”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

Con la bendición de Dios, quien nos da la paciencia, sabiduría y fuerzas para sobrellevar los buenos momentos y las dificultades que se nos presentan en el día a día.

¿Qué mensaje le puede enviar a las madres en su día?

Una felicitación muy grande para todas y un reconocimiento por el esfuerzo, amor y valentía con que se dedican a la crianza de los hijos.

Nació en la ciudad de San Pedro de Macorís, el 14 de septiembre de 1937, donde trascurrió su infancia y adolescencia. Fueron sus padres Luis Felipe Barinas Uribe y Agueda Gómez de Barinas. Es la mayor de los seis hijos procreados por el matrimonio Barinas Gómez.

Se caso con el señor Kalil Haché Malkun en febrero del año 1959, con quien tuvo dos hijas: Elsita, que le regaló la bendición de dos nietos, Kalil José y Jacinto Díaz; y Maribel, casada con Arístides Fernández, quien la llenó de felicidad con Arístides, Manuel y José María Fernández.

Graduada de Secretaria Ejecutiva en el año 1958, laboró en la Secretaría de relaciones Exteriores durante varios años.

En la actualidad, dedica su tiempo a su familia y labores de bien social. Mujer de fe, bondadosa, sabia y con gran dominio propio, cree firmemente en el matrimonio, y opina que valores como el amor, la tolerancia y la comprensión, son fundamentales para la estabilidad del mismo. Ha inculcado a sus hijos y nietos el amor a Dios, al prójimo y el valor de una familia unida.

Aparte de su familia, Elsie, con un afable y agradable temperamento, permite que todo el que se le acerque disfrute de su compañía, lo cual la hace una persona muy querida para sobrinos y amistades. Disfruta de la vida con sus encantos y sus “chichones”, siempre con una actitud positiva, siendo muy solidaria, dispuesta, gran compañera, amiga incondicional, pero sobre todas las cosas, madre.

 

En corto:

Un libro ES.. La Biblia

Un lugar pendiente por visitar ES.. El Líbano

Un sueño por realizar ES..

Ver a mis nietos convertidos en profesionales, en hombres de bien, y…¡Ojala tener la dicha, de a su tiempo, convertirme en Bisabuela!

Un buen recuerdo ES.. El nacimiento de Elsita y Maribel

Una frase de batalla ES.. “Siempre adelante, sin mirar atrás!

Ser madre ES..

¡Un privilegio! La bendición más grande que me ha dado Dios.

Mi familia ES..

El centro de mi vida, el tesoro más valioso que poseo.

Ana María de Corripio
“A mis hijos les quiero dejar el ejemplo de unidad familiar. Que sean unidos en sus familias como lo hemos sido nosotros y que a la vez se unan las familias de todos los hermanos entre sí”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

Pues creo que dedicándoles tiempo e inculcándoles valores.

 ¿Qué mensaje le puede enviar a las madres en su día?

Que pidamos a Dios todos los días, ayuda para guiar a nuestras familias y dedicarle mucho tiempo para así poder ver los frutos.

En corto:

Un libro ES… El silencio de María de Ignacio Larrañaga.

Un lugar pendiente por visitar ES.. La India.

Un sueño por realizar ES…

Ver a todos mis nietos formando sus familias como la formaron sus padres.

Un buen recuerdo ES…

El día de mi boda y el día en que nacieron cada uno de mis hijos

Ser madre ES… ¡Lo más grande del mundo!

Mi familia ES… Lo más importante.

Amada de González
“Traten de inculcarle a sus hijos la fe en Dios, la unión familiar, el respeto por la vida, los valores tradicionales de la familia y siempre tengan tiempo para escuchar a sus hijos”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

Con mucho amor y mucha comunicación entre todos.  

 ¿Cuál es el mejor ejemplo que le puede dejar a sus hijos?

La honestidad, el amor al trabajo y el respeto a los valores familiares.

Nació en la ciudad de Santo Domingo el día 4 de julio del año de 1935. Hija de los señores Juan Bautista Pittaluga Cambiaso y de Amada Nivar de Pittaluga.

Cursó sus estudios de primaria en el Colegio Instituto Escuela y la secundaria en el Colegio Santo Domingo, obteniendo el título de High School y Bachiller en Ciencias y Letras, en el año 1953. En ese mismo año ingresó en el Instituto para Laboratoristas Dr. Defilló, fundado y dirigido por el Dr. Manuel Bello.

En el año 1955 recibe el título de Laboratorista y contrae matrimonio con el Dr. Octavio González Nivar, Médico Pediatra, con quien ha procreado cuatro hijas: Patricia (Doctora en Medicina), María del Pilar (Diseñadora de Interiores), Jacqueline (Licenciada en Economía) y Aimeé (Publicista), quienes les han regalado diez nietos.

Se traslada con su esposo a los Estados Unidos de América para realizar un entrenamiento rotativo en el Presbyterian Hospital, afiliado a la Universidad de Pensylvania, donde llega a ocupar el puesto de encargada del Departamento de Microbiología.

Regresa a su país en el año 1958 y de inmediato es nombrada como encargada en la práctica de Microbiología de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

En el año 1959, instaló su propio laboratorio de Análisis Clínico y Microbiológico, ofreciendo servicios de rutina pediátrica en un consultorio privado.

Desde entonces, ha sido pionera en la automatización de los laboratorios clínicos en el país, expandiendo sus servicios en diferentes puntos de la ciudad.

En febrero del 2003, su laboratorio es certificado en el Sistema de Gestión de Calidad, asumiendo este compromiso como una forma de retribuir, en parte, la lealtad que sus clientes le han honrado durante casi medio siglo.

Ha participado en numerosos cursos, congresos y entrenamientos de actualización, nacionales e internacionales, y ha recibido múltiples reconocimientos por su excelente carrera profesional.

En corto:

Un libro ES..La Biblia 

Un lugar pendiente por visitar ES.. 

Los Santuarios de Fátima, de Lourdes y de Medugory. 

Un sueño por realizar ES…¡Todavía tengo muchos! 

Un buen recuerdo ES..El nacimiento de mis cuatro hijas. 

Una frase de batalla ES.. “Todo se puede con la ayuda de Dios”     

Ser madre ES..

El don más preciado que Dios le ha dado a la mujer: la continuación de la Creación. 

Mi familia ES.. Mi mayor Tesoro. 

Ivonne Haza
“El mejor ejemplo que le puedo dejar a mis hijos es  la unión familiar.  Que sean solidarios, amorosos, pero sobre todo muy unidos.”

¿Cómo ha mantenido a su familia unida a través de los años?

Hubo algo muy importante: fueron niños fáciles de trabajar y como dí clases dentro de mi casa, mi presencia estuvo siempre.

¿Qué mensaje le puede enviar a las madres en su día?

Que traten de entender a los niños en todas las etapas, por que lo único que les quedará al crecer, son los buenos ejemplos y buenos valores de su madre durante toda su trayectoria

Nació en San Pedro de Macorís, República Dominicana. Estudió en Roma, en el Conservatorio de Música Santa Cecilia y durante cinco años con la gran profesora Inge Caggiano. Ha desarrollado una exitosa trayectoria que abarca desde el barroco hasta nuestros días, al igual que una inigualable versatilidad vocal, permitiéndole incursionar en las más destacadas expresiones del “bel canto”, óperas italianas, zarzuelas, así como en requiems, cantatas, oratorios y misas, además de canciones en diferentes idiomas y sobretodo, canciones de arte dominicanas.

Fue directora artística del Teatro Nacional durante cinco años, directora de los Cantares Líricos de Bellas Artes y la primera Directora Nacional de Música de la Secretaría de Estado de Cultura. En CODETEL formo seis grupos artísticos con quienes viajó por todo el país durante siete años, al tiempo de presentarse en conciertos en el país y en el exterior.

Ha sido profesora de canto en el Conservatorio Nacional de Música por diez años y profesora particular y terapísta musical del habla por más de tres décadas.

Ivonne Haza ha recibido varias condecoraciones y reconocimientos por su importante labor cultural, siendo las más recientes las otorgadas por la Cámara de Diputados, quien la declaró como “Emblema Sonoro de la República Dominicana” y el Estado Dominicano, quien la nombró “Gloria Nacional de la Canción Lírica” y “Gran Dama de la Canción Dominicana”.

Actualmente prepara el lanzamiento de su biografía, escrita por  Wilson Roberts, así como la grabación de la música de arte dominicana, como legado a las generaciones futuras.

Ivonne Haza tiene cuatro hijos: Víctor, Marcos, Vilma y Rita, y once nietos, que según expresa son su alegría y razón de ser y vivir.

En corto:

Un libro ES.. El Buda, de Dipra Chopra.

Un lugar pendiente por visitar  ES..

Europa Central, específicamente Praga.

Un sueño por realizar ES..

Ver este país con una buena educacion y cultura.

Un buen recuerdo ES.. Mi padre

Una frase de batalla  ES.. “Yo puedo”

Ser madre ES..

La bendición más grande que Diós le puede dar a una mujer.

Mi familia ES.. Mi tesoro

Sonia de Villanueva
“El mejor ejemplo que les puedo dejar a mis hijos es sencillez, la humildad, superación, honestidad, fidelidad y más que nada, la fe en el Señor, quien lo puede todo”

¿Cómo ha mantenido su familia unida a través de los años?

Siguiendo siempre de ejemplo de mi Madre, quien nos inculcó

valores como el respeto, la tolerancia y el apoyo entre unos y otros. 

¿Qué mensaje les puede enviar a las madres en su día?

Que traten por todos los medios de conservar el hogar, a sus hijos, ya que por mi experiencia, aseguro que vale la pena.

Nacida en Santiago de los Caballeros hija de los señores Luis J. Sued Enfaraf y Mercedes Recio de Sued, Sonia Altagracia es la menor de los hijos de la pareja, siendo sus hermanos mayores Sarah Josefina y Víctor José Sued Recio.

Estudió en los colegios Ercilia Pepín, Salvador Cucurullo y en la Normal de Santiago y en las  instituciones Marymount School y The Knox School en Cooperstown, New York y desde temprana edad dio a conocer sus dotes para los negocios.

En el verano de 1952 conoce a quien será el compañero de toda su vida, Don Fernando E. Villanueva Callot, contrayendo nupcias en diciembre de 1955 y de cuya unión nacen los hijos, Fernando Eugenio, Sonia Altagracia, Sarah Elisay, y Oscar Eugenio, todos felizmente casados, dándole a Doña Sonia y a Don Fernándo once nietos maravillosos.

Compañera inseparable de su esposo, participa en las actividades comerciales en que incursionan, desde plantaciones agrícolas y hatos ganaderos hasta el negocio automotriz. En 1973 se trasladan a Santo Domingo al adquirir la empresa Viamar C.porA., hoy Grupo Viamar.

Taty, como cariñosamente la llaman la mayoría de las personas que la conocen, ha sido un fuerte soporte para toda su familia, una mujer de visión, organización, sentido práctico, que siempre ha estado pendiente de las necesidades de todos aquellos que la rodean, distribuyendo su tiempo de manera admirable y cooperando así en varias organizaciones sin fines de lucro y de manera más personal, ofreciendo apoyo en sus carreras a jóvenes talentosos.

Para Doña Taty, el amor, la fe en Dios, la perseverancia, la autenticidad y la rectitud junto con enormes cantidades de cariño, confianza y comunicación, han sido los ingredientes esenciales para su mayor éxito: su familia, la tribu de los Villanueva.

En corto:

Un libro ES.. Un compañero indispensable

Un lugar pendiente por visitar ES..  Chile y Argentina 

Un sueño ES.. Salud plena

Un buen recuerdo ES..

“La celebración nuestras Bodas de oro en un crucero con toda la familia”

Una frase de batalla ES.. “Con fe en Dios todo se puede”

 Ser madre ES..

Es la realización de la mujer, lo más grande que el Señor puede conceder  Mi familia ES..Es todo para mí. Es mi motivo de vivir