Madrid
Aumentan detenidos por caso Marbella

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/BE1E6C74-037E-4610-9A18-D1FDF6CAD52F.jpeg

MADRID (AFP).- Las detenciones el martes del ex presidente del Sevilla CF José María González de Caldas, y un empresario relacionado con él, Miguel López Benjumea, elevaron a once los arrestados en la tercera fase de la “Operación Malaya” contra la corrupción en Marbella, según fuentes policiales.

Por la mañana habían sido detenidas nueve personas, entre éstas la ex esposa de un ex alcalde que es la actual pareja de la cantante Isabel Pantoja, informó el ministerio del Interior.

Entre los detenidos por orden judicial, acusados de blanqueo de capitales y cohecho, figuran igualmente cinco empresarios, el director de una sucursal bancaria y un funcionario de juzgados, precisó esa cartera en un comunicado.

De Caldas, quien también es empresario taurino, fue detenido en Sevilla (Andalucía, sur), mientras que Benjumea fue arrestado en los alrededores de Marbella.

Con éstas, se elevan a más de 70 las detenciones practicadas desde marzo pasado en este privilegiado balneario de la Costa del Sol, que permitió destapar un enorme escándalo de corrupción urbanística, que involucra a gran parte del equipo municipal marbellí.

Desde el inicio de las investigaciones, la policía española incautó más de 2.400 millones de euros en bienes de origen dudoso, pero además detuvo a renombrados personajes de la política local y de la vida mundana, como el ex alcalde Julián Muñoz, y actual pareja de Isabel Pantoja.

Justamente entre los detenidos el martes figuran la ex esposa de Muñoz, Maite Zaldívar, cuya vivienda fue registrada por la policía.

Julián Muñoz, otrora delfín del populista Jesús Gil y Gil y efímero alcalde de Marbella entre 2002 y 2003, fue detenido a fines de julio pasado acusado de los delitos de cohecho y malversación de caudales públicos.

Muñoz sucedió a Gil, ex presidente del Atlético de Madrid, que gobernó en solitario en Marbella durante 15 años, consolidando la posición de esa ciudad como sitio exclusivo del jet set, habitado por príncipes árabes y mafias, a base de una especulación inmobiliaria galopante.

La primera fase de la “Operación Malaya” permitió la detención de 28 personas, entre las cuales la alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, abogados y empresarios y del principal sospechoso, Juan Antonio Roca, responsable del urbanismo de la municipalidad marbellí. Tras el anuncio público de estas detenciones, el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, subrayó el “compromiso del gobierno contra la corrupción”.

El consistorio de Marbella fue disuelto el 7 de abril por el gobierno central, un procedimiento inédito en la democracia española.

Desde entonces, la ciudad es administrada por un consejo de gestión, a la espera de las elecciones municipales de mayo de 2007.