Maduro cierra otro sector de frontera Colombia

29_08_2015 HOY_SABADO_290815_ El Mundo11 B

CARACAS. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció ayer el cierre de un segundo sector de la frontera con Colombia en el estado Táchira, en una nueva escalada en el conflicto entre ambos gobiernos el día después de que llamaran a consultas a sus embajadores. “Para limpiar de paramilitarismo, de criminalidad, de bachaquerismo (contrabando), de secuestros, de narcotráfico, he decidido cerrar la frontera de la zona número 2 en el estado Táchira”, dijo el mandatario venezolano en un multitudinario acto en Caracas, al aludir a varios municipios en el norte de los Andes.

En un encendido discurso, Maduro explicó que el cierre, que afecta a los municipios de Ayacucho, Lobatera, Panamericano y García de Hevia, entrará en vigor a partir de las cinco de la mañana (09H30 GMT) del sábado y movilizará a “3,000 hombres para buscar paramilitares hasta debajo de las piedras”.

Este será el segundo sector fronterizo del estado Táchira que Maduro decide cerrar, después de que la semana pasada anunciara el cierre de una primera zona compuesta por seis municipios, decretara el estado de excepción y deportara a más de un millar de los cinco millones de colombianos que viven en territorio venezolano con el argumento de que la frontera está tomada por paramilitares colombianos. Las cancilleres Delcy Rodríguez (Venezuela) y María Angela Holguín (Colombia) se reunieron el pasado miércoles en Cartagena, en el Caribe colombiano, pero los gobiernos de Caracas y Bogotá subieron el tono de la crisis el jueves al llamar a consultas a sus respectivos embajadores. Maduro, sin embargo, instó a su homólogo colombiano a reunirse para buscar soluciones al conflicto.

“Estoy dispuesto a reunirme con el presidente Santos a hablar sobre estos temas cuando quiera, donde quiera y como quiera (…) Acomodemos nuestras agendas. Llegó la hora de vernos las caras usted y yo y resolver este asunto”, aseguró Maduro ante miles de seguidores congregados en el Palacio de Miraflores. Sin embargo, desde Bogotá la canciller Holguín había precisado poco antes que “el presidente Santos llamó en el fin de semana al presidente Maduro y el presidente Maduro no contestó la llamada”.

“El presidente Santos está atento al momento en que el presidente Maduro quiera hablar con él”, agregó. Santos pidió tratar con dignidad a sus compatriotas deportados y solicitó reuniones extraordinarias de cancilleres en el marco de organismos regionales para “dar a conocer a ellos y al mundo lo que está sucediendo, la verdad”.