Maduro descarta echar para atras el cierre de la frontera

Colombianos esperan poder cruzar frontera con Venezuela, custodiada por militares. 
AFP

Caracas.– El presidente venezolano, Nicolás Maduro, descartó ayer que pueda dar marcha atrás y anular su orden de cerrar la frontera con Colombia en un tramo usado por contrabandistas y paramilitares y anunció que la reabrirá solo cuando se restablezca la paz en el lugar.

En la reunión que sostendrán el miércoles las cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y Venezuela, Delcy Rodríguez, para analizar la situación “vamos a llevar una agenda” en ese sentido, dijo Maduro. Será una agenda, insistió, para “restablecer la normalidad, la paz y la legalidad en la frontera y hasta tanto no se restablezca yo no voy a abrir esa frontera. Hasta tanto no se restablezca y dejen el ataque desde Colombia contra nuestra economía seguirá cerrada”, insistió.

En el marco de unas medidas adoptadas recientemente contra la inseguridad y el contrabando, consta el cierre desde esta semana y por tiempo indefinido de un tramo de unos de 100 kilómetros de la porosa frontera con Colombia de más de 2.200 kilómetros.

Maduro justificó la medida en una emboscada que el miércoles dejó heridos a tres soldados y a un civil, y a una persistente fuga de alimentos, medicinas y combustibles, productos que en un 40 % se van de contrabando a Colombia desabasteciendo a Venezuela, y también para encarar al hampa y al paramilitarismo colombiano, sostuvo.

Repatriaciones y arrestos

Caracas. EFE. Venezuela deportó ayer a 185 colombianos indocumentados y apresó a otros 8 acusados de ser paramilitares, anunciaron autoridades de la faja fronteriza. “Con el apoyo del Consulado General de Colombia hemos deportado a 185 ciudadanos colombianos sin ningún tipo de documentación” y además fueron apresados a 8 miembros de la “banda paramilitar colombiana ‘Los Urabeños’”, declaró el gobernador del estado Táchira , José Vielma Mora.

Distorsiones económicas

CARACAS. AFP. Las distorsiones económicas de Venezuela y la falta de control alientan el contrabando y sus derivas violentas en la frontera con Colombia, señalaron analistas. “La responsabilidad directa es del gobierno, que tiene un modelo de control tanto de cambio como de precios que genera estímulos” para contrabando, dijo economista Luis Vicente León.