Maduro llama a oficialistas a mantenerse unidos

Nicolas Maduro, Jose Mujica

CARACAS, Venezuela. AP. El presidente Nicolás Maduro llamó a los oficialistas a mantenerse unidos en medio de versiones de prensa que señalan que en el partido de gobierno hay intensas pugnas internas.   

“Pase lo que pase sigamos unidos”, afirmó Maduro la noche del miércoles durante un Consejo de Ministros en el que instó a los oficialistas a enfrentar la “traición”.

Agregó que “no hay excusa para la traición de nadie al proceso revolucionario” en un acto, que transmitió la televisora estatal, donde juramentó a algunos de los integrantes de su equipo ministerial que asumieron nuevos cargos.

Maduro dijo, sin mencionar nombres, que hay compañeros que “prefieren refugiarse en la retaguardia de la retaguardia y convertirse en los cronistas del fracaso, convertirse algo así como en los cronistas favoritos de la derecha”.

La declaración de Maduro coincidió con la salida del Ministerio de Planificación de Jorge Giordani, uno de los más cercanos colaboradores del fallecido expresidente Hugo Chávez, quien fue reemplazado por Ricardo Menéndez que venía de desempeñarse como ministro de Educación Universitaria.

El gobernante, de 51 años, no indicó las razones que motivaron la salida de Giordani, quien como cabeza del equipo económico acompañó a Chávez durante buena parte de sus 14 años de gobierno y también se unió al gabinete de Maduro en su primer año de mandato.

Los portales de internet pro-oficialistas “Rebelión.org” y “Aporrea” difundieron la víspera una larga carta, atribuida a Giordani, en la que el exministro criticó a Maduro.

En la misiva Giordani cuestionó que Maduro otorgue “recursos masivos a todos quienes lo solicitan sin un programa fiscal encuadrado en una planificación socialista”.

Agregó que “surge una clara sensación de vacío de poder en la presidencia de la república y concentración en otros centros de poder, destruyendo la tarea de instituciones como el Ministerio de Finanzas y el Banco Central, y dando por hecho consumado la independencia de PDVSA del poder central”.

El exministro hasta el momento no ha hecho comentarios públicos sobre el escrito y su salida del gobierno.

En medio de los preparativos del III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela, que se realizará del 26 al 28 de julio, algunos integrantes de la fuerza han hecho cuestionamientos públicos a la alta dirigencia oficialista, lo que ha alimentado las versiones de prensa sobre pugnas en el chavismo.

Maduro, quien asumió el gobierno en abril de 2013, enfrenta una severa crisis económica caracterizada por una galopante inflación, que alcanzó en mayo una tasa anualizada de 60,9%; el desabastecimiento de algunos alimentos y bienes básicos; un fuerte déficit fiscal y severos desajustes en el mercado cambiario generados por el retraso del gobierno en la venta de divisas y la existencia de tres tasas de cambio oficiales. En Venezuela está vigente desde hace once años un control de precios y de cambio.

El mandatario también enfrenta desde febrero una compleja situación social generada por las protestas callejeras registradas en Caracas y otras ciudades que han dejado 42 muertos, 873 heridos y unos 2.500 detenidos, de los cuales 174 permanecen arrestados.