Maestros de Tenares levantan paro

POR MARIEN A. CAPITAN
Tras nueve días sin impartir docencia, los maestros del municipio de Tenares levantaron el miércoles pasado la huelga que sostenían en reclamo de la jubilación de la maestra Mercedes Fernández, el pago del salario de los profesores Mariano Polanco y Cristina Rodríguez y la finalización de las obras de reparación y construcción de las escuelas del área.

Al hablar acerca del reinicio de la docencia, el presidente de la seccional de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Jonathan Casado, explicó que volvieron a las aulas porque así se lo pidieron los estudiantes y las organizaciones de la sociedad civil de Tenares. También, agregó, porque decidieron darle una tregua a la Secretaría de Educación para ver si resuelven el problema.

Sosteniendo que continuarán impartiendo clases con normalidad hasta el próximo lunes, Casado dijo que si las autoridades no se comprometen a resolver los problemas que aquejan a la comunidad educativa del municipio podrían convocar un nuevo paro.

Este paro, sin embargo, tendría mucha más repercusión porque se pararía el municipio completo. La decisión dependerá, subrayó Casado, de lo que se acuerde en la asamblea que tendrá lugar el lunes.

Dicho esto, Casado apuntó que en la zona se han hecho paros escalonados desde el pasado mes de enero, cuando la maestra Mercedes Fernández fue sacada de nómina. Fernández, que ocupa la función de la vicesindicatura del municipio, había solicitado su jubilación en septiembre pasado puesto que tiene 35 años en servicio y le corresponde de forma automática.

En lugar de jubilarla, fue sacada de nómina en enero y en febrero se volvió a ingresar al sistema pero con una licencia sin disfrute de sueldo. “A ella se le sacó de la nómina con el alegato de que no puede ocupar dos funciones en el Estado pero nosotros revisamos las leyes municipales y la de educación y nos dimos cuenta que no hay un estamento legal que ampare esa disposición”.

Respecto a los maestros que están trabajando sin cobrar, Casado se quejó de que estos docentes tienen nueve meses sin devengar el salario que les corresponde por su labor. Indicando que las autoridades les han dicho que no había espacio para nuevas creaciones, Casado lamentó que mientras Polanco y Rodríguez nunca han sido nombrados hay otros docentes que sí han sido beneficiados.

“Esos maestros vivían en lugares muy apartados, muy lejos; uno vive en el Palo de La Jaiba y otro en La Guama. Ambos están esperando desde hace meses, a pesar de que el año pasado se les prometió que ya en enero iban a ser nombrado”.

En cuanto a los planteles que requieren la atención de las autoridades, Casado señaló que son la de La Penda, la de Palmarito y la Salustio Morillo. Al hablar de esta última escuela, Casado dijo que en ella se pone en peligro la seguridad de maestros y estudiantes: como está severamente agrietada, en caso de un sismo sus paredes podrían ceder.