Maestros que labraron la historia de la gastronomía fuera de las cocinas

10_07_2015 HOY_VIERNES_100715_ ¡Vivir!1 C

Pilar Salas,  Madrid.  No sólo los cocineros han hecho la historia de la gastronomía. También músicos como Ziryab, que revolucionó la forma de servir en Al-Andalus; científicos como Parmentier, al que debemos el consumo de la patata, e incluso políticos como Jefferson, que introdujo la viña en Estados Unidos.

De algunos de ellos, y también de cocineros, versa “Grandes maestros de la historia de la gastronomía” (Almuzara), un volumen en el que la historiadora y especialista en nutrición Almudena Villegas recorre las biografías de personalidades que han destacado a lo largo de los siglos por sus aportaciones a este ámbito.

Villegas reconoce que se han quedado fuera otros “pensadores de la gastronomía” como Néstor Luján y Ruperto Nola, pero los 17 escogidos reúnen méritos para estar en esas páginas, aunque a primera vista puedan sorprender algunos de ellos.

Es el caso de Moisés, el patriarca del pueblo judío, que creó la normativa alimentaria por la que desde entonces se rigen millones de hebreos (como la prohibición de mezclar carne con leche o de comer peces sin aletas ni escamas), y de Buda, a quien sus seguidores deben su alimentación vegetariana, que creó como forma de purificación para alcanzar el Nirvana.

También tiene su espacio Hipócrates de Cos, el griego conocido por crear la medicina científica, pero también el concepto de la alimentación saludable combinada con ejercicio, y el tercer presidente de Estados Unidos y principal autor de la Declaración de Independencia, Thomas Jefferson, que introdujo el viñedo en su país después de viajar por Francia y escribió sus propias recetas.

Algunas elaboraciones con patatas se denominan ‘a la Parmentier’, apellido de Antoine Agustin, el cruzado del tubérculo. Aunque llegó de América en el siglo XV, no generó ningún interés culinario y se la relegó, como mucho, a alimento del ganado.