¡MAGNIFICO!
Schilling lució brillante y le dio a Boston su segunda victoria

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/5B3177E7-BC98-4845-8D38-A983C40AF1BB.jpeg

BOSTON (AP). – Nuevamente erigiéndose con agallas frente al dolor en su desgarrado tendón derecho, Curt Schilling maniató a San Luis en seis entradas y condujo a los Medias Rojas a una victoria 6-2 sobre los Cardenales y que tiene a Boston a medio camino de un esquiva corona en la Serie Mundial.

Jason Varitek, Mark Bellhorn y el colombiano Orlando Cabrera remolcaron dos carreras cada uno que le dieron a Schilling todo el aporte ofensivo en su segunda salida en la postemporada con su tobillo suturado para poder lanzar.

Pese a cuatro errores de su defensa, Schilling trabajó seis entradas, tolerando cuatro hits, una carrera sucia, además de ponchar a cuatro y una base por bolas, para llevarse la victoria.

Boston lidera ahora 2-0 la serie al mejor de siete juegos, y con el antecedente de que 28 de 33 equipos que barrieron de local sus primeros dos partidos terminaron coronándose campeones.

Todo un buen augurio para una novena que no conquista la Serie Mundial desde 1918, y que sigue entonada por haber eliminado a los Yanquis de Nueva York tras estar abajo 3-0 en la serie por el título de la Liga Americana.

El dominicano Pedro Martínez intentará poner la balanza 3-0 la noche del martes cuando se mida con Jeff Suppan en el tercer partido de la serie, que se trasladará al Busch Stadium de San Luis.

Una noche después de ganar por 11-9 con un jonrón de dos carreras de Bellhorn, Boston atacó enseguida ante Matt Morris, el abridor de San Luis.

Después de dos outs, los dominicanos Manny Ramírez y David Ortiz negociaron boletos gratis y Varitek los remolcó al plato con un triple, escondiendo la bola en el rincón profundo entre los bosques derecho y central.

Pero la figura de lejos fue el indomable Schilling, quien además alcanzó un logro histórico. Tras haber lanzado en la Serie Mundial para Filadelfia en 1993 y Arizona en el 2001, se convirtió en el cuarto tirador que abre un partido del Clásico de Octubre para tres equipos distintos junto a Joe Bush, Danny Jackson y Jack Morris.

Esta pudo haber sido su última apertura en la serie, ya que el médico de los Medias Rojas señaló el domingo que sería riesgoso volverle a suturar el tobillo.

Por lo demás, Schilling, cuya media quedó teñida de rojo por la sangre, cumplió al exhibir una recta que alcanzó los 90 millas por hora y un excelente control.

Keith Foulke tramitó una entrada y un tercio para anotarse su segundo rescate de la serie, complementando la labor de los relevistas Alan Embree y Mike Timlin.

San Luis logró acercarse 2-1 en el cuarto con una carrera sucia.

El dominicano Albert Pujols, que se fue de 4-3, conectó un doble y avanzó a tercera tras un elevado de Scott Rolen al derecho. Luego que Schilling ponchó a Jim Edmonds, Pujols pisó el plato al aprovechar que el tercera base Bill Mueller fildeó mal una roleta de Reggie Sanders.

Bellhorn impulsó a Kevin Millar y a Mueller en el cuarto con un doblete al central.

En el quinto, Ortiz creyó que había conectado un jonrón con una línea peligrosa por el derecho. Los árbitros, sin embargo, señalaron que el batazo salió de foul.

Schilling fue de menos a más, aunque la defensa de Boston lo puso en aprietos más de lo necesario. Los Medias Rojas cometieron cuatro errores en el partido, tres ellos de su antesalista Mueller.

En el sexto, errores consecutivos de Mueller y Bellhorn permitieron que dos Cardenales se embasaran, pero al final Schilling escapó sin daños.

Boston añadió otro par de anotaciones en el sexto, cuando Cabrera remolcó a Trot Nixon y a Johnny Damon con un sencillo al izquierdo ante el relevista Cal Eldred, liquidando el partido. Todas las carreras de Boston vinieron cuando habían dos outs.

San Luis pudo descontar en el octavo mediante un elevado de sacrificio de Scott Rolen, que remolcó al colombiano Edgar Rentería.

Por los Cardenales, Rentería de 3-0, una anotada. El dominicano Pujols de 4-3, una anotada.

Por los Medias Rojas, Ramírez se fue de 3-1, una anotada, y Ortiz de 3-0, una anotada. Cabrera de 3-1, dos remolcadas.