Mampara de baño reluciente, aprenda cómo limpiarla y cuidarla

20_01_2016 HOY_MIERCOLES_200116_ ¡Vivir!5 C

Las mamparas de ducha de cristal transparente constituyen la última tendencia en baños, sobre todo ideales para los más pequeños, ya que dan una sensación de amplitud y crean espacios diáfanos y luminosos.

Sin embargo, junto a la ducha, es uno de los elementos de este espacio que más puede sufrir del exceso de humedad y la acumulación de cal.

De ahí que su limpieza puede ser un problema, y mantenerlas impecables no es tarea fácil, pero si seguimos unos sencillos consejos puede ser un poco más simple, y todo con elementos de los que disponemos en el hogar.

1. En primer lugar hemos de tener en cuenta que para desengrasar y dar brillo a objetos de cristal, no hay nada mejor y más económico que una mezcla de agua con vinagre, que permite borrar las manchas del tiempo o las huellas más difíciles.

2. Para conseguir un mayor brillo, habremos de mezclar vinagre blanco, amoníaco y agua, aplicar la mezcla en un paño suave y milagrosamente la superficie recuperará todo su brillo original.

3. No nos hemos de olvidar del alcohol, ya que también es muy útil para este tipo de superficies, que además de limpiar, desinfecta y desengrasa.

4. Para eliminar los restos de jabón o de cal, es recomendable utilizar una mezcla de agua caliente y un chorro de vinagre blanco.

5. En todos los casos, y para finalizar, la recomendación es utilizar un paño, gamuza o esponja suave para secar completamente la mampara. De esta forma conseguiremos que el agua no se seque en ella, evitando así posibles manchas.

Diseño. El mercado de la mamparas de baño ofrece soluciones a todas las medidas y con muy diferentes presupuestos. Entre ellas, encontrarás opciones plegables, abatibles, de una sola hoja, partidas, serigrafiadas… Todas cumplen la utilidad principal de toda mampara que es evitar las salpicaduras al exterior de la bañera o plato de ducha.

El espacio con el que cuentes, el tamaño de la bañera o ducha que pretendas cubrir, el tipo de uso que le des habitualmente y tu gusto personal marcarán la pauta sobre qué tipo de apertura elegir para la mampara.