Mandela celebró sus 95 años en el hospital, donde sigue mejorando

http://hoy.com.do/image/article/834/460x390/0/1D15DDBD-8ADE-4AA5-A078-AAADB1F5A56C.jpeg

JOHANNESBURGO, Gauteng. AFP. Nelson Mandela cumplió hoy 95 años ingresado en un hospital de Pretoria, donde está internado desde hace casi un mes y medio, mientras según la presidencia sudafricana el estado de salud del héroe de la lucha antiapartheid “mejora de forma constante”.  

“Sigue respondiendo al tratamiento y sus progresos son alentadores”, declaró el presidente sudafricano, Jacob Zuma, en una cumbre con la Unión Europea.  

“Cuando fui a visitarlo hoy, lo vi bastante estable, le pude desear un feliz cumpleaños y sonrió”, añadió Zuma.  

Zindzi, una de las hijas del premio Nobel de la paz, aseguró el miércoles a la cadena de televisión Sky News que su padre “está haciendo progresos notables” y que espera que pueda salir del hospital “pronto”.  

Frente a la clínica privada del Mediclinic Heart Hospital, donde sus compatriotas se reúnen desde hace varias semanas a la espera de noticias de Mandela, una multitud más numerosa que de costumbre se reunió para bailar y cantar en honor a Madiba.

Por otro lado, numerosas acciones caritativas o simbólicas se llevaron a cabo para celebrar el 18 de julio que la ONU estableció como el “Día de Mandela”, durante el cual cada ciudadano del mundo está llamado a dedicar simbólicamente 67 minutos al servicio de los demás, en homenaje a los 67 años de militancia de Mandela.

“Ejemplo de coraje y de humildad”

Las felicitaciones a Mandela se sucedieron este jueves.  

“Feliz 95º cumpleaños a Nelson Mandela, un hombre extraordinario e infatigable campeón de los derechos humanos”, escribió en Twitter el arzobispo Desmond Tutu, también conocido por su resistencia al apartheid, el régimen racista abolido en 1994 en Sudáfrica con las primeras elecciones multirraciales.  

“El lugar de Mandela en la historia de Sudáfrica está garantizado”, dijo el último presidente blanco del país, Frederik de Klerk, coganador junto a Mandela del Premio Nobel de la Paz.

“Su legado de valentía, perseverancia y magnanimidad continuará inspirándonos –y a la gente de todo el mundo– en las generaciones venideras”, agregó.  

El presidente estadounidense, Barack Obama, subrayó el “ejemplo extraordinario de valentía, de amabilidad y humildad” que dio Mandela.

Las recientes buenas noticias sobre el estado de salud de Mandela contrastan con los temores expresados durante las últimas semanas ante esta enésima hospitalización por una grave infección pulmonar. Muchos, incluidos algunos en su familia, se habían preparado para un doloroso duelo nacional.

Actualmente, Mandela reconoce a sus visitantes y parece capaz de comunicarse. “Está respondiendo muy bien, con los ojos y asintiendo con la cabeza. A veces levanta las manos como si quisiera estrecharnos la mano”, aseguró su hija Zindzi tras haberle visitado el miércoles.

“Hubo un momento en que estábamos muy nerviosos y preocupados y estábamos preparados para lo peor. Pero él sigue sorprendiéndonos cada día”, señaló sobre su padre.  

El viernes, Graça Machel, esposa de Nelson Mandela desde 1998, dijo estar menos preocupada que en las semanas anteriores. Mandela se casó con Machel en terceras nupcias el día en que el expresidente cumplía 80 años y la pareja celebra este jueves sus 15 años de matrimonio.  

Por su parte, su exesposa Winnie Mandela-Madikizela señaló este jueves a la emisora de radio 702 el carácter “especial” de este día y aseguró que “es un regalo no sólo para la familia, debido a la prueba que acabamos de atravesar, sino también un regalo para el país y para el mundo entero”.

“Feliz cumpleaños” al unísono  

En 2009 se celebró el “Mandela Day” por primera vez en Sudáfrica. “Decidimos este día en honor a Madiba (nombre del clan de Mandela, ndlr) para inspirar a cada uno de nosotros a actuar personalmente y cambiar el mundo para que mejore”, dijo el presidente sudafricano, Jacob Zuma.  

El año siguiente, el 18 de julio de 2010, la ONU decretó la celebración del “Mandela Day”. “Hoy, todos nuestros pensamientos pasan por la rica herencia que nos dejó, a nosotros sudafricanos y al mundo”, declaró Zuma. “Hagan de cada día un Mandela Day”, añadió.

Este jueves, los voluntarios pintaron las escuelas y una asociación de motoristas limpiaron las calles. En cuanto a los políticos, no dudaron en fotografiarse prestando su ayuda a una obra de caridad.

El presidente Zuma, en nombre de la reconciliación entre las razas que Mandela siempre buscó, presidió una entrega de casas sociales a personas pobres, entre ellas familias blancas.

Mandela, encarcelado durante 27 años por el régimen segregacionista del apartheid, salió de la cárcel sin pronunciar una sola palabra de venganza.

Liberado en 1990, negoció con las personas que por aquel entonces ocupaban el poder una transición hacia la democracia. Una vez convertido en presidente, en 1994, no intentó humillar ni perjudicar a la comunidad blanca, defendiendo permanentemente la reconciliación.

Fue también esta capacidad de perdonar a sus carceleros blancos lo que hizo que Mandela ocupe un lugar permanente en la Historia.