Mango y aguacate, tratamiento de la temporada

20_09_2016 HOY_MARTES_200916_ ¡Vivir!4 C

Practicar un estilo de vida sano implica llevar a nuestro cuerpo cosas que le nutran y le ayuden a luchar contra todas la adversidades del entorno, alimentarse de forma saludable es vital, también es vital que nuestros alimentos sean accesibles, económicos y de produccion local (así no se invierte en combustible para traerlos de otro lugar) y si son orgánicos entonces tendremos alimentos limpios de pesticidas y químicos difíciles de desechar por nuestro sistema.

Un ejemplo de alimentos que cumplen esta característica son el mango y el aguacate, frutas que podemos encontrar fácilmente en cualquier campo o ciudad de nuestro país cuando están en temporada, son económicos y deliciosos.

En estos días en mi casa, mi cocina por una y otra razón siempre se ve llena de mangos y aguacates, así que aprovechando entonces la abundancia de estos productos les traigo una receta muy nutritiva para nuestro cabello, que le aportará mucho brillo, fortaleza y suavidad y que posiblemente si nuestro vecino nos regala frutas de las matas de su patio, no nos costará más que un gracias.
Mascarilla de mango y aguacate:
Un mango maduro mediano
Un aguacate maduro (no podrido)
1. Mezclar la pulpa de ambas frutas en la licuadora y colar bien con un pedazo de tela para evitar que queden residuos incómodos en el cabello.
2. Lavar el cabello, acondicionar y desenredar.
3. Dividir en secciones.
4. Aplicar la crema de frutas en cada sección y dejar actuar media hora.
5. Enjuagar con agua abundante, aplicar acondicionador nuevamente y enjuagar bien.
6. Peinar como de costumbre.
Tomar en cuenta que si tienes el cabello graso debes hacer un giro en la receta y aplicar la crema antes del lavado, dejar actuar media hora y luego lavar el cabello para retirar, siguiendo con el acondicionador y terminando con el estilizado de costumbre.
El mango aparte de ser delicioso y perfumar tu cabello, aportará brillo y nutrientes que le harán más suave. El aguacate restablecerá la grasa natural de tu cuero cabelludo, evitando la caspa y nutrirá la hebra de manera que sea más dócil y manejable.
Y si eres de paladar osado, puedes reservar un poco de esta receta para comerla con unas hojitas de menta sobre un pedazo de galleta o casabe.
¡Espero que lo disfruten!
Para más información sobre el cuidado del cabello de una forma natural, por favor encuéntrenos en las redes sociales como Go Natural Caribe.