Manifestantes cierran con candados oficinas de gobierno en Tailandia

TAILANDIA-PROTESTAS

Bangkok. Manifestantes que se oponen al gobierno de Tailandia cerraron con candados las puertas de varias oficinas gubernamentales hoy para continuar con la campaña de toda una semana para paralizar el gobierno de la primera ministra Yingluck Shinawatra.

Mientras tanto, las autoridades mantienen su postura de no intervención ante las protestas en un intento por evitar incidentes violentos.    Los manifestantes encabezados por la oposición han declarado que el domingo será su “día de la victoria” y han exhortado a sus seguidores a intensificar una campaña que lleva una semana y que ha incluido la toma del Ministerio de Finanzas, la interrupción de energía eléctrica en la comisaría de la policía y el campamento en un complejo de oficinas del gobierno.

“Mañana es el día en que declararemos la victoria”, dijo Akanat Promphan, vocero del movimiento liderado por opositores a Shinawatra. “Tel vez tendemos que violar las leyes, pero aceptaremos las consecuencias y el castigo. No le rehuiremos”.

En medio de una creciente preocupación de actos de violencia, la marcha del sábado inició pacíficamente. Los manifestantes caminaron hacia el Departamento de Investigación Especial, el equivalente del país al FBI. Ahí, trataron fallidamente de abrir la puerta principal, por lo que colocaron su propio candado y abandonaron el lugar.

Sus siguientes objetivos fueron las sedes cercanas de dos agencias estatales de telecomunicaciones, TOT y CAT Telecom, donde también colocaron candados en las puertas para impedir que los empleados regresen a trabajar el lunes.    El movimiento acusa a Yingluck de fungir como cómplice de su hermano multimillonario, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, que fue depuesto en un golpe de estado militar en 2006 y vive en el extranjero para evitar ser sentenciado por una condena por corrupción.

Líderes de las protestas aseguran que su meta no sólo es obligar que Yingluck deje el cargo sino liberar al país de la influencia de Thaksin.