Manifestantes lanzan piedras y colocan escombros en vía Barahona-Pedernales

Escombros en calle

Barahona.– Decenas de personas cortaron hoy árboles, lanzaron piedras y otros escombros en medio de la vía que comunica a provincia Barahona con Pedernales, en protesta por las tandas de apagones que viven los residentes del municipio Enriquillo y porque las autoridades ambientales de Pedernales destruyeron las viviendas de los pescadores en la isla Beata.

El primer bloqueo de la vía estaba localizado en el paraje La Mercedita, próximo al municipio de Enriquillo, donde decenas de vehículos permanecían varados por alrededor de cuatro horas, hasta que llegaran las autoridades al lugar.

Los comerciantes y pasajeros que viajaban hacia Pedernales y viceversa, vivieron un momento de tensión cuando se escuchaban detonaciones próximo al lugar donde estaban detenidos, además de la advertencia hecha por uno de los manifestantes a los choferes que intentaron cruzar.

“En la montaña hay varios de nosotros escondidos para impedir con piedras que alguien cruce”, advirtió el manifestante, quien no pudo ser identificado.

Cuatro horas después llegaron los miembros de la Policía Nacional portando armas largas de alto calibre, bombas lacrimógenas y chalecos anti balas. Según se observó, algunos de los agentes estaban encapuchados y con pistolas en manos.

A medida que avanzaban a pie, movilizaban inmediatamente los escombros para restablecer el tránsito.

Un huracán. Mientras que al avanzar hacia la comunidad de Juancho, en la provincia Pedernales, todo parecía como si hubiese pasado un huracán debido al ambiente nublado, intensas lluvias, árboles cortados y grandes rocas en medio de la vía.

Sin embargo, en esta comunidad el panorama era distinto, a pesar de que, según las informaciones obtenidas, se vivió un “infierno” de piedras, tiros y bombas lacrimógenas. En el lugar se podía observar algunos escombros en medio de la vía y rastros de gomas y vidrios.

Durante la protesta no se produjo ningún apresamiento ni hubo heridos, y solo se observó un vehículo de pasajeros que resultó con el cristal de atrás destruido, al igual que una de sus ventanillas.