Manny Acta resalta las experiencias en GL

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/04C5A232-E971-41D7-BA23-E3BB356EF0F2.jpeg

Manny Acta catalogó como dolorosa la experiencia de dirigir un equipo en reconstrucción como fue el caso de los Nacionales de Washington.“Manejar un equipo en reconstrucción es una experiencia dolorosa porque hay que tener mucha paciencia para ir al estadio sabiendo que se va a perder”, dijo Acta en una entrevista para La Semana Deportiva, que se transmite los domingos de 12 a 2 p.m, bajo la conducción de Héctor J. Cruz, Bienvenido Rojas, Dionisio Soldevila, Osvaldo Rodríguez Suncar y Mario Emilio Guerrero.

Acta fue despedido por los Nacionales en julio en medio de su tercera temporada con el conjunto de la División Este.

“No le guardo rencor a nadie por lo sucedido ya que lo que me pasó a mi es un asunto de promedio de béisbol porque cuando un equipo quiere cambiar de dirección normalmente lo hacen por el dirigente”, sostuvo. Acta fue contratado el mes pasado como dirigente de los Indios de Cleveland y fue finalista para el puesto con los Astros de Houston.

De hecho, el petromacorisano reveló que se encontraba en la ciudad texana al momento de aceptar la oferta de Cleveland.

“Yo me encontraba en Houston y ellos allá me garantizaron el puesto. Yo me comuniqué con la gente de Cleveland alrededor del mediodía y les dije que me habían ofrecido el trabajo. Me pidieron que les diera hasta las 7 de la noche y entonces Cleveland me comunicó que le habían informado a Don Mattingly que ya habían tomado una decisión y que íbamos a negociar”, dijo Acta.

El dirigente explicó que escogió a Cleveland porque la situación tanto de las fincas como del conjunto grande era mejor que las de Houston, pero reconoció que fue el momento más difícil de su vida.

“Yo crecí siendo fanático de los Astros de Houston, escuchando los juegos de César Cedeno y Joaquín Andujar por radio. Luego Houston fue el equipo que me firmó y posteriormente me convirtió en coach. Yo sonhaba con dirigir ese equipo, pero la realidad es que uno tiene que separar los sentimientos en estas decisiones”, agregó.

Diferencias entre GL y RD

 Resaltó la gran diferencia entre dirigir en la pelota invernal y en las Grandes Ligas, por la movilidad en las nóminas.

“Aquí en el Licey, yo tenía alrededor de 80 peloteros disponibles. Si uno daba problemas o no quería jugar, te ibas con el otro y problema resuelto, llamabas a Bolívar para que le recogieras su bulto. En Grandes Ligas las nóminas son de 25 hombres por seis meses y eso hay que manejarlo”.

Acta fue dirigente del año la temporada que ganó con el Licey.