Manny contento pero no rinde mucho

http://hoy.com.do/image/article/835/460x390/0/E13E49D3-87CE-4578-8EC2-4A30FC487B78.jpeg

ROUND ROCK, TEX. Para Mike Olt, la imagen de Manny Ramírez se ha preservado en el tiempo, desde el tercer piso encima del jardín izquierdo del viejo Yankee Stadium.

Olt tenía 10 años y había hecho el viaje desde Connecticut con un amigo, mientras Ramírez atrapaba pelotas con los Indios de Cleveland.

Olt le gritó pidiéndole una pelota. Ramírez lo escuchó y se la tiró.

Cuando Olt no la atrapó, Ramírez le tiró otra y lo convirtió en un fanático de por vida y que ahora batea detrás de él en la alineación de AAA de los Rangers de Texas, en Round Rock.

“Es impresionante”, dijo Olt, ahora de 24 años. “Le gusta hablar de béisbol y es realmente inteligente con todo lo del juego. Es divertido hablar con él. Es bueno, siempre concentrado”.

Ramírez está luchando por una última oportunidad de volver a las mayores y hasta ahora a ningún fanático en las menores le ha molestado sus dos suspensiones por dopaje.

Ramírez, sin embargo, se fue en blanco en el fin de semana, bajando su promedio a .227, con tres jonrones en 12 juegos desde que volvió de jugar en Taiwán.

Los fanáticos aun le piden autógrafos y lo reconocen a pesar de su nuevo look con la cabeza afeitada.

“El está enfocado y al llegar aquí nos dijo que haría cualquier cosa que le pidiéramos y eso es lo que estamos viendo”, dijo el manager Bobby Jones.