Manoguayabo se tiró a las calles a celebrar por Pedro

27_07_2015 HOY_LUNES_270715_ Deportes3 B

La exaltación de Pedro Martínez al Salón de la Fama del Béisbol, se apoderó de la euforia de cientos de moradores del sector de Manoguayabo que fueron testigo de presenciar en pantalla gigante el excepcional ceremonial celebrado en el Complejo Deportivo Clark, en Cooperstown, Nueva York, lugar del recinto de los Inmortales.

¡Pedro te queremos, Pedro te queremos, Pedro te queremos! fueron las primeras consignas emanadas de los labios de cada de los niños, jóvenes y adultos que se dieron cita a la fiesta de la celebración televisiva del ceremonial en la explanada principal de la fundación que lleva el nombre del ex lanzador de las Grandes Ligas, la cual fue amenizada por grupo típico de Santiago, Sky Banda y bailes a granel por parte de los asistentes.

Pero además también los colmadones, bancas de apuestas y hasta salones de mujer bailaron y bebieron por el éxito obtenido de uno de los hijos prodigio de ese popular barrio San Miguel, del sector de Manoguyabo.

“Esto es algo grandioso”, dijo emocionada la joven Venancia Martínez, voluntariada de la fundación.

Agregando: “Este es un digno homenaje a nuestro líder Pedro Martínez, el cual vino de abajo y con su esfuerzo pudo lograr el más alto peldaño que sueña cualquier pelotero, como es ser exaltado al Sagrado Templo de los Inmortales”.

Pedro se convirtió en apenas el segundo jugador dominicano en ingresar al Salón de la Fama, detrás del legendario Juan Marichal en el 1983.

Además del octavo jugador latino en alcanzar la Inmortalidad al unise a Luis Aparicio, Roberto Clemente, Juan Marichal, Rodney Carew, Tony Pérez y Roberto Alomar.

Además del boricua Orlando- Peruchín- Cepeda , el cual alcanzó la distinción a través del Comité de Veteranos, una segunda instancia de votación a la que se puede acceder 25 años después del retiro del jugador y tras 15 intentos fallidos en la elección de la BBWA.

¡Todo fue alegría!.

Fanáticos RD llenan de alegría a Cooperstown

COOPERSTOWN, Nueva York Pedro Martínez dijo que les advirtió a los organizadores de la ceremonia de exaltación del Salón de la Fama que la edición del 2015 sería diferente, debido a la fuerte presencia dominicana que se esperaba en Cooperstown.

Efectivamente, así fue.

Con cientos de dominicanos que vinieron de la media isla Hispaniola, Nueva York y Massechussetts, entre otros lugares, Martínez empezó su discurso diciendo “¡Hola, hola, hola!” y dirigiéndose a “Mi gente” desde el podio en el Clark Sports Center de esta localidad.

No era para menos. La camada dominicana que presenció la presentación de Martínez como nuevo inmortal del béisbol se se adueñó del área de los espectadores. “Aquí está el orgullo dominicano”, dijo el ex lanzador, segundo dominicano exaltado al Salón de la Fama después de Juan Marichal. Con banderas dominicanas, tamboras, güiras y mucho baile, los seguidores de Martínez disfrutaron en grande la instalación de Martínez al Salón de la Fama. “Hace (32) años que salió el primer dominicano en el Salón, que fue Juan Marichal. Al venir Pedro el Grande, teníamos que estar aquí todos los que podíamos. Es un honor para nosotros”, dijo Juan José Medina, quien vino desde Samaná, R.D. para presenciar la ceremonia. Aunque es fanático de los Yankees, con todo y una gorra de los Bombarderos puesta, Medina apoyó por completo a su compatriota.

“No sólo hoy, sino siempre, simpatizo por Pedro”. Desde el Bronx, Nueva York vino Wilson Díaz, quien junto a sus acompañantes llevaba una camiseta con las palabras “Somos Martínez” en el pecho y “Pedro el Grande 45” en la espalda. “Esto es como un sueño para mí”, expresó Díaz. “Imagínate, un dominicano, Cooperstown. Teníamos que venir obligatoriamente a apoyar a Pedro Martínez, a Pedro el Grande”. Luis Valdez, dominicano y fanático de los Medias Rojas de Boston-donde tanto brilló Martínez de 1998 al 2004-fue uno de los líderes del canto y baile de su grupo, con tambora en mano.