Mantener esquema tributario llevaría a insostenibilidad fiscal

El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, entrevistado en su despacho

El mantenimiento del actual esquema tributario podría llevar al país en un futuro a la insostenibilidad fiscal, planteó ayer el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana.
Entrevistado en su despacho por periodistas de HOY, el funcionario dijo que si el Gobierno cumpliera todas las leyes que obligan a destinar un porcentaje de los recursos públicos a una serie de instituciones y, además, gastara más en servicio social, caería en una situación de insostenbilidad fiscal.
Precisó que el Gobierno no ha presentado insostenibilidad fiscal debido a que ha mantenido restringido el valor total de los gastos públicos hasta un límite intolerable.
Consideró que lo ideal de una economía no es funcionar con un déficit, sino con un equilibrio presupuestario.
Agregó que en algún momento el Gobierno tendrá que empezar a funcionar con superávit.
Si se quiere lograr un modelo de crecimiento económico menos excluyente, dijo, se debe fortalecer la capacidad del Estado de recaudar impuestos.
Entiende, sin embargo, que un modelo económico no se define a través de la política fiscal, sino mediante una política cambiaria y monetaria, así como de un régimen de competencia.
Expresó que la población le tiene mucho miedo a que le hablen de impuestos, porque entiende que la mayor parte del dinero público se utiliza mal.
Reconoció que una parte muy grande de ese dinero se utiliza mal, porque se usa en el clientelismo y de manera ineficiente.
Indicó que en la medida que el Estado logre aplicar instrumentos para elevar la carga tributaria, hay que hacer un esfuerzo muy grande por alcanzar mayor eficacia del gasto.
Uno de los problemas más serios del país, a su juicio, es que la capacidad para recaudar impuestos siempre ha sido sumamente limitada.
Con una presión tributaria tan baja es imposible llevar a cabo una política social que mejore la situación de los pobres, sostuvo.
Expresó que el Gobierno está adoptando una serie de acciones encaminadas a cobrar los impuestos vigentes y tratar de que la gente no evada su pago.
Dijo que esas acciones, sin embargo, no evitarán que se tomen decisiones mayores y que haya que hacer cambios en los impuestos a través de una reforma fiscal.
Sostuvo que hay que buscar la forma de que prácticamente todo el mundo pague los impuestos en el país.
Santana consideró que tantas exenciones existentes en el país abren una serie de brechas por medio de las cuales se cuelan los evasores.
“La única forma de evitar que los evasores hagan su agosto recurriendo a ese tipo de mecanismo sería eliminando exenciones”, planteó Santana.
Manifestó que el impuesto sobre la renta (ISR) no debería estar exento para nadie en una futura reforma fiscal.
En cuanto al ITBIS, el funcionario entiende que no debe tener ningún efecto sobre la competitividad ni en los costos de las empresas, porque estas nunca lo pagan.
Favoreció eliminar las exenciones, a sabiendas de que afectarán a los consumidores pobres.