Manzana: tan roja, tan fresca…

Las manzanas, amarillas, rojas, verdes, crujientes, jugosas y aromáticas… constituyen un universo de posibilidades culinarias que tiene como denominador común la delicadeza y finura que aporta esta fruta cuando está madura.

Estas posibilidades van desde los elegantes platos que combinan esta fruta con helados, crepés y bizcochos hasta llegar a las elaboradas tartas de manzana, los vinagres, bebidas y ensaladas.

Sin duda, los mayores méritos se los llevan los platos dulces, como el tradicional pastel de manzana caramelizado (apple pie).

Una de las famosas recetas para las cenas de Nochebuena y del 31 de diciembre es la tarta de manzana, elaborada con nueces, pasas y otras frutas secas remojadas en licor de anís o ron, con azúcar y especias.

Tan excitante como los dulces, resultan las bebidas. Aquella transformación del jugo de manzana en sidra o en brandy o licor.

En las comidas saladas, también se le rinde homenaje a las manzanas, ya que uno de los mejores vinagres se obtiene por la fermentación ácida de la sidra del fruto. Se utiliza como aderezo en las comidas sustituyendo el vino.

Entre los platos salados que llevan manzana está el “arroz navideño” y varios tipos de ensaladas.

Propiedades energéticas

La manzana es un reconstituyente cerebral natural, por lo que es ideal para estudiantes y personas con gran actividad mental. Además, sus componentes son efectivos para combatir problemas nerviosos, del hígado, reumatismo, mala digestión, diarrea, así como para restaurar la vitalidad.

También posee antioxidantes, por lo que el consumo constante de este fruto puede ayudar a combatir los radicales libres, retardando así el envejecimiento y deterioro del orgasnimo.

Curiosidades

Además de que la manzana es famosa por sus cualidades medicinales y gastronómicas, según el Almanaque Mundial su imagen tiene el récord de uso.

Es el portador del veneno que sumió en profundo sueño a Blancanieves, el logotipo de una famosa empresa de computación, así como el nombre que se le da a la capital financiera del mundo Nueva York (“la Gran Manzana”). Fue el objeto experimental que Newton lanzó al aire para demostrar su teoría sobre la fuerza gravitacional: “Todo lo que sube, tiene que bajar”.

En su aparición histórica más famosa se cuenta que es la fruta que le valió a Adán y a Eva su expulsión del paraíso.

Recetas

Crepé con manzana

Ingredientes para la masa

1 libra de harina

1 taza de leche

2 huevos

Una pizca de sal

Almendras

Manzana

Naranja

1 bola de helado

Preparación:

Eche en un envase la harina, luego los huevos y la taza de leche poco a poco, después la pizca de sal.

Cuando la masa esté hecha, engrase un sartén con mantequilla y se cocina.

Después se pone en un plato y se le echa por encima el caramelo de manzana y la almendra, y una bola de helado del mismo fruto. Además se decora con manzana o naranja.

Licor de manzana

Ingredientes:

1 manzana pelada

½ taza de brandi

½ taza de triple seco

Fresas

Preparación:

Se licúan todos los ingredientes con hielo, y se decora con una manzana, cherry y hoja de