Manzanero, el más romántico

JORGE RAMOS C.
j.ramos@hoy.com.do
El escenario a media luz, una orquesta de ocho músicos y la romántica voz de Armando Manzanero, convirtieron la noche del sábado en un momento inolvidable para el público adulto que pagó para disfrutar de un concierto de gala.

El Teatro Nacional se llenó de nostalgia con todas aquellas canciones del cantautor mexicano que han sido cómplices del amor de varias generaciones, como lo dice él mismo artista.

Entre románticos temas y uno que otro chiste, desde las 9:20 hasta las 11:05 de la noche, el cantautor mexicano fue ovacionado por sus admiradores. “Así sentí”, “Somos novios”, “Esta tarde vi llover” y “Esperaré”, fueron sus primeras interpretaciones precedidas de largos y fuertes aplausos.

Con voz pausada y en tono bajo, entre una y otra melodía, Manzanero hizo algunos cuentos y contó chistes del diario vivir y de experiencias propias que arrancaron las carcajadas del auditorio. Otras de las composiciones del pianista que calaron en el gusto del público fueron “Hizo falta tiempo”, “Como yo te amé” y “No se tú”, estas dos últimas grabadas por Luis Miguel en su colección “Romance” I y II.

Armando presentó a la consideración de su fanaticada a la cantante mexicana Mary Morí, a  quien le entregó el escenario para cantar tres temas. Primero una salsa, y después las baladas “Me llaman María” y del grupo  Sentidos Opuestos entonó “Inexplicablemente”.

María tiene una  voz potente y melodiosa a la vez.

  Al retomar el concierto, Armando Manzanero cantó “Inolvidable”, “Contigo aprendí” (coreada entera por los presentes), y su éxito “Voy a apagar la luz”.

La décimo quinta interpretación de la noche correspondió a ”Nada personal” (sentado en el piano y en penumbras) y con la participación de sus seguidores en un gran coro.

 El azteca siguió con “Adoro” (un clásico de su repertorio), “Dormir contigo”, “No”, “Mía”, “Sabor a mí” “El viajero” y “Sabes una cosa”, hasta las 10:50 de la noche cuando su gente le tributó una sincera despedida de pie; pero este pequeño gigante no estaba dispuesto a irse y regresó para entregar cuatro temas más.

   Fue entonces cuando repitió “Adoro” y continuó con “Huele a peligro” (su composición popularizada por Miriam Hernández) y “Sin noticias, para despedirse definitivamente a las 11:05 de la noche  con la canción “Por debajo de la mesa”, otra de las que se han difundido en la voz de su compatriota Luis Miguel.

La contraparte.  La anfitriona fue la cantante y actriz Edilí, quien actuó desde las 8:50 hasta las 9:15 de la noche, acompañada de cinco músicos. Ella interpretó cinco canciones de las tantas que ha grabado; entre otras “Amor perdido”, “Y sin embargo de quiero”,  “Que se mueran de envidia” y “Ojo por ojo”. “Es un placer abrirle el concierto a un artista de la categoría de Armando Manzanero”, expresó.

LAS FRASES

Armando Manzanero

“No se vayan ustedes dos jovencitas, que ya viene Luis Miguel, ¿o es que van a hacer pipí?”

A este país le tengo un aprecio muy especial. Vengo a cantar desde 1957, donde mis canciones gustan a varias generaciones y tengo una gran amistad con Guillo Carías”.