Marbella cambia de turismo de lujo a turismo de sol y playa

http://hoy.com.do/image/article/836/460x390/0/6087EE3E-0ABB-4995-B58C-AEA502B58D37.jpeg

Madrid. De los Servicios de Hoy. Marbella, destino turístico que ha sido siempre el fiel reflejo del lujo y la exclusividad, está cambiando.

“ La que fuera hasta hace unos veranos la localidad más tranquila y lujosa del Mediterráneo, con el Paseo Marítimo de las grandes firmas y de las grandes fortunas, ha dado un giro radical en su política turística y parece que ha dejado atrás ese turismo del lujo, que tanto prestigio generó hace unas décadas y empieza a buscar ingresos en el turismo básico de sol y playa que tantas alegrías ha dado a otros enclaves, como Benidorm”, explica un trabajo de Evasión, publicado por el diario  El Economista.

La Delegación de Playas del Ayuntamiento de Marbella “ha decidido cambiar este verano sus grandes yates por unas plataformas de juego flotantes destinadas para niños, que nada tienen que ver con el glamour que hasta hace unos años desprendía la localidad malagueña”.

 Se indica que esas plataformas de juego flotantes son alimentadas por ruidosos generadores que hacen soñar con el famoso e idílico paisaje que antes dibujaban la playas de la localidad, perfectas para el descanso y el relax.

Tras el visto bueno de Capitanía Marítima, las llamativas estructuras han sido instaladas en tres de las playas más concurridas: la de El Rodeíto, en Nueva Andalucía, en La Venus y en Las Chapas, concretamente entre el chiringuito ‘Las Mimosas’ y ‘El Lido’.

Tres gigantes flotantes repletos de toboganes y zonas de juego, concretamente de 800 metros cuadrados cada uno, destinados al disfrute de los más pequeños, y que se han colocado a unos 20 metros de la orilla, según informa Sur.

Este nuevo ‘atractivo turístico’ no es gratis, y es que está previsto que los empresarios locales exploten las instalaciones hasta finales de septiembre, cuyos tickets se venderán a pie de playa.

Lo único que está por ver es que, de seguir por esta vía, el actual ayuntamiento consiga ‘espantar’ al tipo de turismo que ha hecho famosa a la localidad en todo el mundo -de nivel alto y que deja jugosos dividendos a los empresarios de la misma- y acabe, por lo tanto, convertida en el Benidorm del Sur. La nueva política parece constituir un esfuerzo por evitar, a través de la diversificación, que el atractivo turístico de Marbella se agote.