Marcando salida de NY
Alex Rodríguez ejercería cláusula escape

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/1C26B4BB-DF9C-4D5F-A6FC-7286B2FA30F9.jpeg

By JACK CURRY
Del NY Times
Alex Rodríguez estaba destruyendo pelotas en una mañana cálida en Tampa, Florida, hace dos meses, conectando líneas o haciendo desaparecer algunas pelotas. Con cada swing en una rutinaria práctica de bateo, Rodríguez se veía contento. Se desempeñó como si fuera cualquier mes menos octubre.

“Espero que no lo perdamos”, dijo la persona.

Ese pensamiento, esa posibilidad de que Rodríguez dejará su contrato y se convertirá en un agente libre después de esta temporada, afecta a los Yanquis. Rodríguez ha dicho que quiere terminar su carrera en Nueva York, pero Scott Boras, su agente, no negoció una cláusula de escape simplemente para hacer que su contrato de 10 años y US$252 millones fuera mejor. Está ahí para ser usada, no ignorada.

Cuando Rodríguez sacó la bola del parquet con dos outs en el noveno para darle a los Yanquis un triunfo sobre los Indios de Cleveland 8-6, se dio a sí mismo un poco más de fuerza en lo que es una situación de un solo lado. Rodríguez, no los Yanquis, controla dónde jugará la próxima temporada. Quizás por eso está tan relajado. Por primera vez, Rodríguez ha creado tranquilidad, no discordia, en su mundo.

“Solo quería volver y disfrutar, sin importar lo que suceda”, dijo Rodríguez. “Solo disfrutar lo más que pueda”. ¿Puede Rodríguez disfrutar más? Esta misma temporada le ganó un juego a los Orioles de Baltimore con un grand slam. Rodríguez encabeza las mayores con 12 cuadrangulares.

El dirigente Joe Torre llama la presencia de Rodríguez como “temible”. Johnny Damon se refirió a Rodríguez como el “nuevo Alex”. Pero Brian Bruney, un relevista que gana US$395,545, ofreció un comentario particular.

“Le dije que si se deshacía de su contrato, podría firmar un contrato de un billón de dólares”, dijo Bruney.

Rodríguez tiene tres años y US$81 millones restantes en su contrato. El gerente general Brian Cashman ha dicho que los Yanquis no tratarán de firmar a Rodríguez a una extensión, lo que permite que posibles interesados, como los Angelinos de Los Angeles o los Cachorros de Chicago o los Medias Rojas de Boston, hagan planes para meter a Rodríguez en sus nóminas. Cashman muy afablemente declinó discutir el status contractual de Rodríguez.

Aunque Rodríguez le ha dicho a sus compañeros que adora Nueva York, también le encanta ser el jugador mejor pagado del juego. Es dudoso que consiga un contrato que promedie US$27 millones por año, pero si los Cachorros de Chicago le dieron a Alfonso Soriano US$136 millones por ocho campañas, Rodríguez, que es un jugador superior, de seguro encontraría un equipo que le ofrezca más. Y ese equipo podrían ser los mismos Yanquis.

Por ahora, Rodríguez está rechazando preguntas sobre la próxima temporada y promete mantenerlo todo simple. Torre dijo que el antesalista no había hecho eso con la suficiente frecuencia.

“El está manejando cada situación en cada turno al bate, en vez de tratar de corregir problemas”, dijo Torre. “Y esa ha sido la diferencia”.

A pesar de sus demonios de postemporada, hay muchos equipos que lo perseguirían. Arte Moreno, el dueño de los Angelinos, ha dicho que Rodríguez sería demasiado c aro, pero esa podría haber sido una táctica de negocios. Lou Piniella, el dirigente de los Cachorros, estaría complacido de ser reunido con Rodríguez, a quien dirigió en Seattle.