Marcela Gándara triunfa a pesar de la lluvia y brisa

La lluvia ni la fuerte brisa del sábado por la noche  fueron obstáculo para las  20,000 personas  que se dieron cita en el concierto “Más que un anhelo”, que presentó  Marcela Gándara junto a Abel Zavala y José Luis Reyes.

Un público en su gran mayoría juvenil abarrotó toda la grada oeste del Estadio Olímpico. La espera de  hora y media valió la pena, pues la gente disfrutó al máximo cada canción.

La más esperada, Marcela Gándara, salió al escenario pasadas las 11:00  de la noche. De inmediato su dulce y melodiosa voz  contagió al gran público que la acompañó en cada  una de sus interpretaciones.   El ambiente estuvo lleno de alabanzas a Jesucristo, mientras   Marcela con sus músicos fluía  cantando “Antes de ti”,   “Es una aventura”. “Supe que me amabas”, “Dame tus ojos”, “Un viaje largo”, “Aquí tú estás”, entre otros de sus más pegados. Entre un tema y otro la cantante  hacía  reflexiones sobre  lo que significa Jesucristo en la vida.               

Canta con sus invitados

En su participación la adoradora mexicana  invitó al cantante  Abel Zabala a la plataforma para que juntos interpretaran el éxito “Solo a ti”,  uno de los temas  que la dió a conocer. Luego se unió a ellos  Alejandro Del Bosque para interpretar “Enamorarme de Cristo”. Para finalizar el concierto Gándara hizo una oración para todos.

Otros artistas

El grupo de danza “Ejército de Cristo”, con una creativa coreografía sirvió de opening para el dominicano José Luis Reyes,  quien con una banda de músicos apareció en el escenario interpretando “Algo grande viene”.

Los presentes acompañaron a una sola voz las cinco canciones realizadas por Reyes, el cual cerró su participación a las 10:07 de la noche con el éxito musical “Alza tus ojos”, con una ovación cerrada.

El concierto tuvo como ingrediente sorpresa al reconocido cantautor mexicano Alejandro del Bosque, quien interpretó en pistas “play back” temas como “Quién como tú” y “Portador de tu gloria”,  al tiempo que una ligera llovizna anunciaba el baño que se avecinaba para todos en el estadio. Del Bosque culminó  con las alabanzas “Adorador” y “Portador de tu gloria”, esta última la inició de rodillas como muestra de humillación ante el Señor, mientras que en las gradas un mar de gente levantaba las manos hacia el  cielo. El salmista Abel Zavala siguió  con sus músicos en vivo, poniendo un toque pop rock con el tema “Te pertenezco”. En medio de la presentación de Zabala arreció la lluvia sobre las personas, que al parecer no se daban por enteradas, pues la algarabía aumentaba de manera contagiosa.  El joven cantante mexicano  también recibió la coreada al unísono  en cada interpretación.

Los temas “Enamórame y “Quiero decirle al mundo”, hicieron saltar  a la juventud que aplaudió  cada alabanza desde el intro musical hasta el gran final. 

Las claves

1.  El concierto

El montaje en general fue  excelente, aunque el sonido no favoreció a José Luis Reyes en principio. De  vez en cuando no se escuchaba en algunas de las graderías. 

2.  El trato a la prensa

Fue de lo mejor, pues siempre hubo  personas debidamente identificadas dispuestas a facilitar el trabajo de los medios.

3. La seguridad

Estuvo integrada de 150 personas.