Marcha con orden y mucho público

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/C0BE2EBC-D440-416F-86D2-77B510691492.jpeg

POR GERMAN MARTE
Una gran afluencia de público de todas las edades, buenos niveles de ventas en los dos primeros días, la organización y la limpieza, así como facilidades para el estacionamiento, son algunos de los elementos que destacan en el inicio de la VIII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2005, cuyos organizadores auguran que será un “éxito total”.

Considerado como el evento cultural más importante del país, la Feria del Libro que se inició el jueves pasado, se extenderá hasta el domingo primero de mayo. Más de trescientos expositores de 20 países se dan cita en esta gran fiesta cultural que se desarrolla precisamente en la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte.

“El inicio de la VIII Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2005 ha sido de un éxito total”, manifestó Alejandro Arvelo, director general de la feria que este año está dedicada a la narradora, educadora, historiadora y poetisa dominicana Aída Cartagena Portalatín y tiene a Italia como país invitado de honor.

“La Feria arrancó con una afluencia de público que a mí mismo me sorprendió”, dijo Arvelo.

Destacó que la amplitud del espacio ferial facilita el desplazamiento de la gente, pues distinto al Conservatorio de Música, donde se celebraron las últimas ferias, en la Plaza de la Cultura las calles son anchas.

REBAJA DE 43%

La baja en al tasa del dólar, así como la disposición del presidente Fernández de que todos los libros que fueran traídos para esta Feria quedaran exentos de impuestos ha redundado en una rebaja significativa en los precios.

En total, de acuerdo con Arvelo, los precios de los libros han descendido alrededor de 43% con relación al año pasado.

Afirmó que a tan sólo dos días de iniciada la Feria, sostiene Arvelo, ya hay expositores internacionales que han reportado que se les agotaron varios títulos porque la gente los está comprando masivamente, por los buenos precios a que se venden.

NUEVAS PUBLICACIONES

Además de los nuevos títulos que traen los expositores internacionales, las instituciones que forman parte de la Secretaría de Cultura pondrán en circulación más de 25 obras de alta calidad editorial que serán vendidas al público a precio de costo, entre RD$35 y RD$100.

La Feria del Libro, como tal, pondrá en circulación 12 obras, la Editora Nacional ha puesto ya en circulación 8 libros, mientras que la Biblioteca Nacional pondrá dos, y la Secretaría de Cultura otros tres títulos.

Se trata de una selección de libros ganadores de premios, uno de Enriquillo Sánchez y otro de la periodista Maribel Contreras. También se incluye dos libros de Aída Cartagena Portalatín, a quien se dedica la Feria.

FACILIDADES

El problema del estacionamiento de los vehículos, tradicionalmente un dolor de cabeza para el público y organizadores, se ha resuelto en gran medida esta vez gracias a que se han habilitado varios espacios con capacidad para alojar más de mil carros en las proximidades de la Feria.

Los parqueos habilitados para los visitantes a la feria están detrás de la torre del Banco Popular, próximo a la Cooperativa de Maestros en la Eugenio de Marchena casi esquina Máximo Gómez, aquí hay capacidad para 900 vehículos. También en el antiguo recinto ferial hay 150 parqueos disponibles, mientras que el Banco Central facilitará cerca de 100 parqueos. Además, hay un espacio para 160 vehículos en uno de los laterales del Teatro Nacional. Arvelo destacó que estos parqueos cuentan con vigilancia permanente.

Para trasladar a las personas desde el Conservatorio de Música y del parqueo que está próximo a la cooperativa de maestros se ha dispuesto un servicio de transporte gratuito, y cada diez minutos un autobús de la OMSA sale desde esos lugares hasta el recinto de la Feria en la Plaza de la Cultura en avenida Máximo Gómez entre las calles César Nicolás Penson y Pedro Henríquez Ureña.

CONTROLADO

Alejandro Arvelo sostiene que esta vez el tigueraje está bajo control, decenas de agentes de la policía nacional uniformados y vestidos de civil, y 110 guardianes de empresas privadas tienen a cargo la vigilancia de la feria y de las zonas aledañas, para prevenir la ocurrencia de desórdenes.

Asimismo, en esta octava versión de la Feria Internacional del Libro se observó lo que sus organizadores denominan la desarrabalización, pues para ellos está claro que el libro, no el pica pollo ni el chimichurri, es el invitado de honor en este evento.