Marchan divididos Caracas; no hubo incidentes

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/7ECE1C2B-6ABE-4A72-9CD8-9B3DC1D3C34C.jpeg

SERVICIOS DE HHOY
CARACAS.- Movidos por diferentes causas, oficialistas y opositores marcharon ayer por la capital, en medio de las tensiones generadas entre Venezuela y Estados Unidos por el caso del anticastrista Luis Posada Carriles, solicitado por la justicia local por la voladura de un avión en 1976.

La marcha oficialista, convocada para protestar contra el terrorismo y a favor de la industria petrolera, se realiza un día después que las autoridades estadounidenses negaron la petición de Venezuela de detener de forma preventiva a Posada Carriles, mientras se decide su extradición.

El exiliado, que también tiene la nacionalidad venezolana, fue acusado por la Fiscalía venezolana de los delitos de homicidio y “traición a la Patria” por el ataque al avión de Cubana de Aviación donde murieron 73 personas.

“Sigue en pie la solicitud de extradición de Posada Carriles”, declaró el vicepresidente José Vicente Rangel al desestimar la decisión que acordó Estados Unidos de rechazar la solicitud venezolana.

“Estamos preparando todo el expediente, son 700 folios, y tenemos dos meses de lapso para presentarlo, para finales de este mes estará totalmente listo, y lo enviaremos a los Estados Unidos”, señaló Rangel.

IRÍA A INSTANCIAS INTENACIONALES

Si EEUU decide no extraditar a Venezuela al presunto terrorista Luis Posada, el caso será llevado a instancias internacionales como la OEA, la ONU o la Corte Internacional de La Haya, indicó hoy el gobierno venezolano.

“Si optan por no entregar a Posada podríamos acudir a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la ONU o a la Corte Internacional de La Haya”, indicó el vicepresidente José Vicente Rangel.

El funcionario puntualizó que, en última instancia, la decisión de extraditarlo la tiene que tomar el Departamento de Estado de EEUU.

Rangel confirmó que el próximo martes se entregará formalmente el expediente de solicitud de extradición a las autoridades estadounidenses luego de que se completó la traducción al inglés de sus 700 páginas.

El vicepresidente venezolano se mostró cauto a la hora de pronosticar qué hará EEUU en este caso y señaló que “siempre hay que esperar lo peor de Washington por su ambig~edad e hipocresía”.

La declaración de Rangel se produjo durante la “gigantesca” marcha, según la calificó, organizada para pedir a EEUU que devuelva a Posada a Venezuela.

El anticastrista Posada, cubano nacionalizado venezolano en la década de 1960, se fugó de una cárcel venezolana en 1985 cuando esperaba sentencia por su presunta intervención en la voladura de un avión civil cubano en 1976, en la que murieron sus 73 ocupantes.

Posada, de 77 años, y que fue miembro de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y del Ejército de EEUU, fue detenido en Miami el 17 de mayo por agentes de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Venezuela sostiene que EEUU está obligado a entregar a Posada conforme lo estipulan los acuerdos antiterroristas del Consejo de Seguridad de la ONU y la Convención de Montreal sobre terrorismo.

El alcalde Mayor de Caracas, el oficialista Juan Barreto, recordó hoy que cuando se produjo el atentado contra el avión cubano, el director de la CIA era George Bush, ex presiente y padre del actual gobernante de EEUU.