Margarita Cordero: “Premio Nacional de Periodismo 2015”

17_11_2015 HOY_MARTES_171115_ El País15 B

Como una “fina y puntiaguda analista política”, firme en sus ideas, e imposible de ser indiferente para nadie en el entorno político social en el que ha ejercido su oficio, calificó ayer el minstro de Educación, Carlos Amarante Baret, a la periodista Margarita Cordero, tras ser galardonada con el Premio Nacional de Periodismo 2015 en una ceremonia encabezada por el presidente Danilo Medina.

Su elección para recibir el alto galardón en su novena versión, se hizo en reconocimiento a su intensa labor a favor de la libertad de prensa; a sus aportes a la lucha por la emancipación de la mujer y, particularmente, contra la violencia de la que esta es objeto.

Periodismo ético. El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, afirmó que el comportamiento profesional de Cordero está marcado por una visión de la ética periodística, y en consonancia con ello ha ejercido un periodismo comprometido con las ideas de la responsabilidad social y el bien común.

Resaltó que la galardonada fue forjando su “estirpe” periodística desde los diversos medios de comunicación en los que laboró, y tiene una sólida formación intelectual que ha quedado plasmada en varios libros y ensayos que ha escrito.
Además, reconoció su aporte al estado democrático y social de derecho “que observa de manera absoluto” el respeto al ejercicio de la labor periodística”.

“Durante años vimos y escuchamos sus comentarios en Teleantillas. Aguda, penetrante, inteligente: firme en las ideas que defendía. Aunque usted difiera de ella, definitivamente estamos ante una de las voces autorizadas del periodismo nacional”, dijo el funcionario en su discurso de orden. Agregó que aún cuando en el plano político nacional a Cordero no se le conoce militancia partidaria, “cuando ha asumido una actitud crítica frente al poder u organización política determinada, lo único que uno puede lamentar es no tener tanto talento al lado de uno”, dijo Amarante Baret.

Superó exigencias. No menos elogioso fue el presidente del CDP, Olivo de León, quien dijo que Margarita Cordero “superó con creces” las exigencias establecidas en el decreto número 74-94 del 28 de marzo del 1994 que creó el Premio Nacional de Periodismo.

Manifestó que en ella, las generaciones posteriores, muchos de sus colegas contemporáneos y sobre todo, los jóvenes profesionales “tienen toda una escuela, una fuente de conocimiento e inspiración para mejorar el desempeño profesional, intelectual, y entender cada vez más el compromiso social que conlleva el ejercicio de esta profesión”.

El presidente del CDP, gremio que junto al Ministerio de Educación designa el jurado seleccionador, afirmó que Cordero fue elegida para el premio “no solo por ser la periodista que reúne los más altos méritos”, sino porque además su desempeño profesional, sensibilidad social, alto sentido del deber, vocación de servicio, y su capacidad de trabajo “la colocan más allá de los requerimiento y la convierten en un ejemplo a seguir tanto para periodistas como para los ciudadanos y ciudadana que ejercen otras profesiones u oficios”.

Mesa principal. Junto al presidente Medina estuvieron la vicepresidenta Margarita Cedeño; la galardonada, Margarita Cordero; los ministros de Educación, Amarante Baret; de la Presidencia, Gustavo Montalvo; Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta; de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, y el presidente del CDP, Olivo de León.

Asistieron familiares de Cordero; funcionarios, directores de medios y periodistas, entre ellos Juan Bolívar Díaz.

 

ZOOM